Sábado, 18.11.2017 - 22:45 h

La fiscalía pide que se prohíba a Germà Gordó salir de España por el caso 3%

La Fiscalía ha pedido al TSJC que le requiera la información de su teléfono móvil personal.

El juez tomará una decisión tras interrogar al exconseller y ahora diputado no adscrito del Parlament.

Te interesa leer: El TSJC abre investigación al exconseller Germà Gordó por el caso 3%

Anticorrupción pide al TSJC que prohíba a Germà Gordó salir de España por el 3%

Los fiscales Anticorrupción han pedido hoy al juez del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que investiga al exconseller de Justicia Germà Gordó por el caso del 3% de presunta corrupción en CDC que le prohíba salir de España y le requiera la información de su teléfono móvil personal.

Según han informado a Efe fuentes jurídicas, el ministerio público ha solicitado esas medidas cautelares, que el juez del TSJC Carlos Ramos resolverá mañana, tras tomar declaración como investigado al exconseller y ahora diputado no adscrito del Parlament, por su presunto papel de intermediación en el pago de comisiones de empresarios a CDC en el llamado caso del 3%.

Te interesa leer: Un hombre de Mas en la sombra

En su declaración, Gordó ha admitido haberse reunido con algunos de los empresarios investigados en dicho caso, dado que esa era su obligación por sus responsabilidades en la contratación pública de Cataluña y ha desvinculado al expresidente de la Generalitat Artur Mas de la gestión económica de la extinta CDC.

Gordó ha declarado como investigado ante el TSJC durante más de cuatro horas en un interrogatorio en el que ha reconocido que se reunía con empresarios pero ha negado que fuesen encuentros para el cobro de comisiones para Convergència.

En una comparecencia en la que contestado a las preguntas de todas las partes, el ahora diputado no adscrito del Parlament ha justificado que por sus cargos --exsecretario del Govern y exconseller de Justicia durante la Presidencia de Artur Mas-- tenía como regla reunirse con quien se lo pidiese, incluidos empresarios.

La Fiscalía, en cambio, considera que Gordó era "el conseguidor o el recaudador" de presuntas comisiones ilegales que empresas constructoras pagaban a Convergència a cambio de adjudicaciones de obra pública desde instituciones que controlaba el partido.

En uno de sus escritos, los fiscales Fernando Bermejo y José Grinda concluían que "no existe explicación legal y coherente que justifique la cantidad de gestiones, comidas, interlocuciones y reuniones" que Gordó mantuvo con empresarios, en la sede de CDC y en el mismo Palau de la Generalitat.Cinco casos sospechosos

Los representes del Ministerio Público señalan cinco casos en los que Gordó supuestamente medió decisivamente para que ciertos empresarios lograran adjudicaciones: obras del Consorcio de Educación, trabajos en un dique en el Puerto de Barcelona, la mejora de la carretera C-55, la plaza de las Glòries de la capital catalana y en un instituto de Manresa (Barcelona).

Gordó ha abandonado el Palau de Justícia sobre las 16.30 horas negándose a contestar a las preguntas de los periodistas, a la mayoría de los que también ha esquivado a su llegada al TSJC al haber entrado dos horas y media antes de la hora a la que estaba fijada su declaración.

Tras la declaración, en un apunte en su cuenta de Twitter recogido por Europa Press, Gordó ha anunciado que pedirán el archivo de la causa y que está "satisfecho de haber explicado los hechos. Siempre dentro de la ley".

La causa del 3% la instruye un juzgado de El Vendrell (Tarragona) pero en el caso de Gordó, por su aforamiento como diputado del Parlament --antes de JxSí, ahora no adscrito-- es el TSJC el competente para investigarlo, y así lo decidió el magistrado tras recibir un informe del juez instructor.

Ahora en portada

Comentarios