Congreso salvadoreño se pronuncia contra extraditar a militares a España

El Congreso de El Salvador se pronunció este viernes en contra de que la Corte Suprema de Justicia (CSJ) autorice la extradición a España de cuatro militares implicados en el asesinato de seis sacerdotes jesuitas y dos mujeres en 1989.

"No debe autorizarse la extradición de los militares, ni continuar con la persecución, así como consideramos debe otorgarse la libertad de los militares detenidos", señaló el Congreso en un pronunciamiento aprobado con el voto mayoritario de las bancadas de oposición y publicado en la prensa local.

Actualmente, la CSJ ventila una solicitud de España para extraditar a cuatro militares retirados detenidos por su presunto involucramiento en el asesinato de los sacerdotes, que eran docentes de la Universidad Centroamericana (UCA), dirigida por jesuitas, y las dos mujeres del servicio doméstico.

Los militares solicitados en extradición son el coronel Guillermo Benavides, los subsargentos Antonio Ávalos y Tomás Zarpate, y el cabo Ángel Pérez Vásquez.

Los cuatro permanecen detenidos en una delegación de la Policía, mientras que otro militar salvadoreño residente en Estados Unidos, el coronel Inocente Orlando Montano, está preso por orden de una jueza de Carolina del Norte que avaló su extradición a España.

En su pronunciamiento, el Congreso expresó "preocupación" porque avalar la extradición constituiría "una violación a la soberanía nacional y a la Constitución" del país, por cuanto el caso ya fue ventilado por tribunales salvadoreños.

Los parlamentarios recordaron que en mayo de 2012 la misma CSJ "negó la extradición" por "una imposibilidad jurídica" y que a los militares les cubre una Ley de Amnistía, promulgada en 1993 para perdonar los crímenes cometidos durante la guerra civil (1980-1992).

Por último, el Congreso exhortó a la Corte Suprema de Justicia a "resolver a la brevedad" la solicitud de extradición hecha por España, al considerar que "se han excedido los plazos procesales sin haber pronunciado una resolución en firme".

La bancada del gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN, izquierda) votó en contra del pronunciamiento, por considerar que el Congreso "no debe intervenir" en asuntos que competen a la CSJ, aseguró este viernes la diputada de ese partido Norma Guevara.

La matanza de los seis jesuitas y las dos colaboradoras fue perpetrada en el campus de la Universidad Centroamericana el 16 de noviembre de 1989, en medio de la guerra interna en el país.

Mostrar comentarios