LA GUARDIA CIVIL DENUNCIA A UN AGENTE FORESTAL POR CONDUCCIÓN TEMERARIA CUANDO ACUDÍA A UN INCENDIO

- El vehículo no contaba con señales acústicas ni luminosas. La Guardia Civil de Extremadura denunció el pasado martes a un agente forestal del Servicio de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León por conducción temeraria cuando acudía a la extinción de un incendio. El coche que conducía, pese a ser oficial, no contaba con señales acústicas ni luminosas.
El agente forestal acudía de urgencia a prestar su apoyo en un incendio que se había declarado en Lagunilla (Salamanca), momento en que agentes de la Guardia Civil de Extremadura observaron que iba a gran velocidad, por lo que tomaron la decisión de denunciarlo por conducción temeraria.
A pesar de que el agente forestal explicó a los agentes de la Benemérita que se disponía a realizar un servicio de emergencia, motivo por el cual iba a gran velocidad y haciendo sonar el claxon para advertir al resto de conductores, los guardias civiles le respondieron que en tal caso debería contar con señalización acústica y luminosa tipo V1.
La Asociación Española de Agentes Forestales y Medioambientales pide que los vehículos utilizados por este colectivo en Castilla y León comiencen a llevar señales luminosas de prioridad, como ocurre en Madrid, Cataluña, Murcia y La Rioja, a fin de evitar este tipo de situaciones.

Mostrar comentarios