España instruye a 4.600 policías iraquíes para luchar contra el Estado Islámico

El Ejército instruye en Besmayah a 4.600 policías iraquíes para "asegurar" el terreno "ganado" al DAESH
El Ejército instruye en Besmayah a 4.600 policías iraquíes para "asegurar" el terreno "ganado" al DAESH
EUROPA PRESS
P.R.

La quinta rotación de tropas que el Ejército español ha desplegado en Besmayah como integrantes de la operación internacional 'Apoyo a Irak' adiestra a cerca de 4.600 policías iraquíes para "asegurar" el terreno "ganado" al Estado Islámico. 

Así lo ha señalado, en declaraciones a Europa Press, el capitán Manuel Fernández del Hoyo, responsable de la oficina de comunicación de la 'Task Force Besmayah', que es como se llama la fuerza multinacional que lidera España dentro de la operación 'Inherent Resolve'.

En este sentido, Fernández del Hoyo ha puntualizado que, desde que llegaron a la base Gran Capitán, han pasado por esas instalaciones seis batallones de la Policía Local de Nínive --provincia iraquí cuya capital es Mosul-- es decir "1.600 hombres", a los que hay que sumar 1.800 de otros seis de la Policía de Fronteras de Irak.

"A día de hoy son 3.400 los agentes de la autoridad que han pasado por estas instalaciones, pero comienza ahora otro ciclo de formación con dos batallones de policías de fronteras y aún recibiremos otros tantos antes de que demos el relevo a la sexta rotación de tropas españolas, es decir, dejaremos 4.600 policías preparados para asegurar el terreno ganado al DAESH", ha explicado el responsable de la oficina de comunicación.

Un trabajo sordo que está de actualidad después del atentado de Londres de esta semana, en el que un 'lobo solitario' acabó con la vida de cuatro personas y dejó cerca de medio centenar de heridos. Una situación que se vive "con la misma tristeza" en la base Gran Capitán, tal y como reconoce el capitán Fernández del Hoyo. "Son hechos tan incomprensibles, tan impropios del ser humano que -desgraciadamente- por muchas veces que se repitan, siempre te descomponen", puntualiza el alto mando.Los terribles golpes de los lobos solitarios 

En este sentido, ahonda en que, aunque lo percibamos de manera mucho más "próxima" al suceder en una "gran ciudad europea", los "golpes" de los "lobos solitarios" se producen casi todas las semanas en "algún lugar del mundo".

"Intentamos continuar con la vida normal porque el objetivo de los terroristas es precisamente ese, establecer un clima de pánico generalizado, minar nuestra capacidad para continuar desarrollando nuestros proyectos vitales de acuerdo con los valores que los inspiran, es decir, los de las sociedades libres y democráticas", reflexiona Fernández del Hoyo, que reconoce haber presentado su "pesar" a los "compañeros" británicos que se encuentran trabajando junto a ellos en Besmayah y "juntos" han continuado preparando a las fuerzas de seguridad y al Ejército iraquíes para la "derrota militar" del DAESH y para la "estabilización" del país.El contingente español en Irak 

La fuerza española en Irak está formada por algo más de 300 militares y 25 guardias civiles, a los que hay que sumar otros 70 aproximadamente que proceden del Mando de Ingenieros y del Regimiento de Especialidades de Ingenieros 11 (Salamanca) que se encuentran desde el mes de octubre con el objetivo de ampliar la base 'Gran Capitán'.

El contingente español, junto con medio centenar soldados británicos, unos treinta portugueses y casi dos decenas de norteamericanos forma una unidad (BPC, por sus siglas en inglés: Building Partner Capacity) destinada a "mejorar" las capacidades de las unidades, bien policiales, bien militares que las autoridades iraquíes consideran que deben iniciar o perfeccionar su adiestramiento.

El grueso del BCP español forma parte del componente terrestre de la operación 'Inherente Resolve', fuerza integrada por una coalición de más de 60 países de todo el mundo.

El dispositivo cuenta con una unidad de instructores formada por varios equipos, tres de ellos españoles y uno portugués. Estos equipos son los encargados de impartir a las unidades que llegan a Besmayah la instrucción y el adiestramiento que marcan los programas marcados por la coalición.

Además de este "entrenamiento" que incluye formación básica del combatiente, con ejercicios de tiro de armamento individual (fusilería) y colectivo (ametralladoras, cañones sin retroceso, lanzagradas o morteros), de entidad pelotón y sección "enfocados" al patrullaje o el "control" de puntos sensibles, instrucción de combate en zonas urbanizadas, los militares españoles, junto con soldados portugueses y británicos conducen cursos específicos como los de "ingenieros de combate", "limpieza y reconocimiento de rutas" o el de suboficiales que es impartido en "su totalidad" por oficiales españoles.

Con el "ánimo de mejorar" este área de adiestramiento específico, puntualiza el responsable de la oficina de comunicación, han llegado a Besmayah 25 guardias civiles que están llamados a desarrollar cursos cuya naturaleza sea "esencialmente policial".De la Comandancia General de Melilla 

El grueso de esta quinta rotación de tropas españolas pertenece a unidades de la Comandancia General de Melilla y particularmente al Grupo de Regulares nº 52 --buena parte de los instructores y toda la Unidad de Protección--.

También aporta un buen número de efectivos la Comandancia General de Baleares, la Agrupación Logística 61 con sede en Valladolid o la Brigada "Almogávares" de Paracaidistas, entre otras unidades.

El contingente británico, por su parte, está formado por infantes del Regimiento 'Duque de Lancaster', los 'Leones de Inglaterra', y por ingenieros del 21º Escuadrón contra Artefactos Explosivos, mientras que el núcleo portugués procede, en su mayoría, de la Brigada Mecanizada cuyo acuartelamiento se encuentra en la localidad de Santa Margarida da Coutada (Constância).Cómo es el día a día en la base 'Gran Capitán' 

La Base 'Gran Capitán' se encuentra dentro de un inmenso de campo de maniobras en el que se sitúan algunas de las principales escuelas militares de Irak como la Escuela Acorazada, la de lucha contra guerra biológica, nuclear y química o la de artefactos explosivos.

Tanto en ellas como en los numerosos complejos e instalaciones del centro de adiestramiento de Besmayah se conducen las clases teóricas y prácticas donde "todos los días son lunes", asiente el capitán.

El objetivo de la formación que se les da a los policías iraquíes es la "erradicación total" del DAESH. "Ahora que su control sobre el territorio iraquí se cierne a unas pocas áreas más allá del Oeste de Mosul es importante que todo lo ganado se preserve en buenas condiciones de seguridad, es decir, que se desplieguen unidades policiales capaces de imponer la ley y el orden y por tanto de garantizar un horizonte vital digno a los ciudadanos iraquíes", explica Ferández del Hoyo.

"La época en que el DAESH campaba a sus anchas por estas tierras tiene que quedar definitivamente atrás, y en ello tienen mucho que decir tanto los cuerpos policiales como el Ejército, algunas de cuyas unidades, ya fajadas en el combate, volverán a reentrenarse en Besmayah", concluye.

Mostrar comentarios