Lunes, 23.09.2019 - 18:48 h

España vende armas como nunca y fabricará 5 corbetas para Arabia Saudí

Ya es el séptimo país que comercializa más materiales bélicos, por delante de potencias como Italia y Ucrania. Y el segundo, después de China, donde más crecieron las ventas.

La naviera Navianta está a punto de cerrar un contrato multimillonario con Arabia Saudí, el segundo cliente de las armas que tiene España, por un valor de 3.000 millones de euros.

España vive un boom en la venta de armas.

El último informe publicado por la Secretaría de Estado de Comercio sobre las Exportaciones Españolas de Material de Defensa y Productos y Tecnologías de Doble Uso indica que el valor de las mismas, en el primer semestre de 2015, fue de 1.727,2 millones de euros, un 25,3% más que el mismo período del año anterior. España vive un boom en la venta de armas al mundo como nunca antes en su historia, y ha conseguido posicionarse como el séptimo país del planeta que más comercializa armamentos y material bélico.

Según las cifras de este organismo, dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad, Arabia Saudí ocupa el primer lugar como país al que España le exporta material militar. En este contexto, los próximos dos meses serán claves para que la firma naviera española Navantia cierre un contrato multimillonario con los árabes, para construir cinco corbetas de guerra por un valor de 3.000 millones de euros. Ya negociado el documento, en España ahora están pendientes solo de la firma del monarca saudí, Salman bin Abdulaziz. La construcción de las corbetas comenzaría el año próximo.

Este es el último ejemplo de cómo España ha conseguido posicionarse durante los últimos años en uno de los grandes exportadores de armas, material bélico, equipamientos militares y vehículos de guerra. Arabia Saudí precisamente pagó 450 millones de euros el pasado año por armamentos fabricados en nuestro país. Nuestros principales clientes después son Reino Unido, Malasia, Francia, Egipto y Alemania (en ese orden).

El citado informe señala que el 33,9% de las exportaciones españolas fueron a países de la Unión Europea y la OTAN, que conllevaron unos ingresos de 584,4 millones de euros. La partida de aeronaves fue la de más valor entre el total de las exportaciones.

Todo este boom en la venta de armas ha posicionado a nuestra nación como la séptima mayor exportadora de armas, por delante de auténticas potencias en este sentido, como Italia o Ucrania. Así queda de manifiesto en el informe 'Tendencias de transferencias de armas internacionales 2015'.

El total de armas comercializadas por España representa más de un 3% del volumen global. Después de China, somos el país en el que más se ha incrementado el volumen de exportación de armas, un 55% en los últimos nueve años, habiendo sido menor el aumento en potencias como Estados Unidos, Rusia o cualquier país de su entorno.Las corbetas millonarias para Arabia Saudí

Cuando se concrete la inminente operación con Arabia Saudí, podría representar un auténtico récord. Se trataría de la mayor operación de la historia de la naviera Navantia, que daría trabajo a 2.000 personas durante cinco años en los astilleros de El Ferrol y San Fernando.

En febrero pasado estuvo a punto de cerrarse la operación, con motivo de la visita que el Rey Felipe VI iba a realizar a Riad en febrero de este año, pero el desplazamiento fue cancelado, oficialmente por la necesidad de que el monarca español estuviera presente en Madrid ante la incertidumbre política creada por los resultados de las elecciones del 20-D. Si se formara Gobierno en España, el viaje podría reaparecer en la agenda del Rey.

De todas formas, el principal cliente de España respecto a material bélico es Australia, que acapara el 29% del volumen de exportación de armamento, seguido de Arabia Saudí (12%) y Turquía (8,7%). Además, España es un importante proveedor para países como Turquía, cuyas importaciones españolas de armas suponen casi el 9%, o Vietnam que tiene a España como el tercer mayor proveedor.Qué dice la Ley

En España, la ley sobre el comercio exterior de material de defensa y de doble uso aprobada en 2007 regula las transferencias de armamento para evitar, al igual que el Tratado internacional, el comercio ilícito y garantizar la defensa nacional.

Un documento conjunto de Amnistía Internacional, Fundació per la Pau, Greenpeace y Oxfam Intermon analiza los aspectos más positivos de esta Ley, y entre ellos destacan el compromiso de prohibir las bombas de racimo, un mayor control parlamentario o la prohibición de ventas a países en conflicto. Sin embargo, estas ONG también señalan algunos puntos negativos de la ley que regula este tipo de comercio como que el documento no obliga al Gobierno a dar información detallada del producto exportado y tampoco establece un control sobre el destino y uso final de las armas.

El pasado mes de mayo, estas mismas organizaciones denunciaron que España no cumplía la legislación y los Tratados firmados y pusieron el foco en las exportaciones realizadas precisamente a la coalición saudí que opera en Yemen y a la que España vendió bombas, aviones, munición o misiles, además de las ventas a Colombia, Egipto, Irak, Israel o Pakistán.

En su informe aseguran que existe "riesgo claro" de que en estos destinos se cometan violaciones graves del derecho internacional y en el caso de Yemen, piden una investigación para saber si se han utilizado armas españolas para cometer crímenes de guerra.Compradores y vendedores

Estados Unidos y Rusia se reparten el 58% de las exportaciones de armamento y muy por detrás, China, Francia, Alemania, Reino Unido, España, Italia, Ucrania y Países Bajos completan el 'top 10' de los países que más armas suministran. Los 10 países que más compran armas son India, Arabia Saudí, China, Emiratos Árabes Unidos, Australia, Turquía, Pakistán, Vietnam, Estados Unidos y Corea del Sur.

Por regiones, durante el período 2011-2015, Asia y Oceanía concentraron casi la mitad de estas compras, un 46%, seguidos de Oriente Medio (25%), Europa (11%), América (9,6%) y África (8%). Se aprecia un cambio de tendencia si se compara con el período 2006-2010, cuando Europa ocupaba el segundo lugar como región que más armas importaba mientras que Oriente Medio se encontraba en tercer lugar.

Ahora en Portada 

Comentarios