Martes, 26.05.2020 - 11:48 h

Europa quiere iniciar en Níger y Chad la identificación de demandantes de asilo en colaboración con ACNUR

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha anunciado este lunes que la intención de iniciar en Níger y Chad, los dos "grandes países" de tránsito de inmigrantes hacia Europa, el proceso de identificación de inmigrantes que tienen derecho al asilo bajo la supervisión del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Así lo ha avanzado el presidente francés, en una rueda de prensa en El Elíseo tras una reunión sobre este materia en la que han participado el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, la canciller alemana, Angela Merkel, el primer ministro italiano, Paolo Gentiloni, el presidente del Níger, Mahamadou Issoufou, el presidente de Chad, Idriss Déby, y el presidente del Consejo Presidencial de Libia, Fayez Serraj.

Según ha explicado Macron, en el encuentro se ha elaborado un "plan de acción" a corto plazo para abordar los flujos migratorios, que incluye principalmente medidas para combatir las redes de tráfico de seres humanos, promover el desarrollo de los países africanos y fomentar la estabilización de Libia.

Así, Macron ha señalado que el objetivo es poder tener un trato humanitario "a la altura de las exigencias" e identificar, bajo la supervisión de ACNUR, a aquellos inmigrantes que habitan en Níger y en Chad que tienen derecho al asilo "según las reglas actuales".

Macron ha afirmado que se trata de un "elemento importante" para evitar que mujeres y hombres asuman riesgos en una zona "extremadamente peligrosa" como es el desierto y posteriormente en el mar Mediterráneo.

Además, otro de los puntos que han acordado los ocho mandatarios es la creación de un grupo de trabajo o 'task force' que se encargará de supervisar y hacer un seguimiento de las medidas que se toman en virtud de este plan de acción.

Por su parte, Merkel ha explicado que el objetivo de la estrategia diseñada tras la reunión en El Elíseo es "frenar la inmigración irregular y luchar contra los traficantes", así como apoyar la cooperación y el desarrollo en los países africanos. "Sin perspectivas de futuro en África nunca vamos a poder resolver el tema de las migraciones irregulares", ha subrayado.

"Creo que el mensaje que se desprende del encuentro de hoy es que cuando aunamos nuestras fuerzas y elaboramos una estrategia podemos obtener resultados", ha dicho el primer ministro italiano. Además, Gentiloni ha destacado que el compromiso adquirido este lunes por los cuatro países europeos "se convierta en un compromiso europeo" para poder pasar "de un modelo irregular e ilegal por otro legal y regular".

CUMBRE EN MADRID EN OTOÑO

A su vez, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado que Madrid acogerá en otoño una cumbre de líderes europeos y africanos centrada en el desmantelamiento de las redes de traficantes de seres humanos, a menudo relacionadas con grupos terroristas, y en la puesta en marcha de medidas que favorecen el desarrollo económico de África.

"Antes de la cumbre de la Unión Europea-Unión Africana que tendrá lugar en Costa de Marfil a finales de noviembre celebraremos en Madrid, calculo que a finales de octubre, principios de noviembre, otra reunión como ésta que estamos celebrando en París para ver qué decisiones hemos tomado y sobre todo para ver cómo se han implementado", ha expresado.

La cumbre de Madrid, que se celebrará a finales de octubre o primeros de noviembre, tendrá un formato similar al encuentro de este lunes en París y servirá de preparación de la cumbre entre la UE y África que acogerá en noviembre Costa de Marfil.

Rajoy ha enfatizado además que la inmigración irregular es una cuestión "muy importante" que "tienes consecuencias y ninguna buena" tanto para los países de origen como para los países de tránsito y destino.

En cualquier caso, el presidente del Gobierno ha remarcado que los objetivos deben ser evitar que las personas pierdan la vida, eliminar las mafias que trafican con personas y luego apoyan a grupos terroristas, generar desarrollo en países africanos y cooperar en el control de fronteras y costas.

En la misma conferencia de prensa, el presidente de Chad ha afirmado que "por alguna parte hay que empezar" aunque "no hay una solución que permita detener el fenómeno de la noche a la mañana. "La UE y la Unión Africana se ven directamente afectadas y por eso tienen que dar una solución", ha indicado Déby.

Por su parte, Issoufou ha asegurado que Níger está "muy comprometido" en la labor contra la migración ilegal porque es "una cuestión moral" evitar que los jóvenes mueran en el desierto y en el Mediterráneo. "Pero además estamos comprometidos por motivos de seguridad: los traficantes vuelven con armas y eso plantea graves problemas de seguridad", ha añadido.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING