Miércoles, 22.11.2017 - 04:55 h

La Fiscalía ordena a Trapero que los Mossos requisen urnas y papeletas

La instrucción del Ministerio Público recoge la normativa de la policía autonómica que le obliga a desobedecer órdenes que constituyan delitos o sean contrarias a la Constitución.

El fiscal superior ordena al jefe de los agentes catalanes y a los de la Policía y la Guardia Civil "a firmar y entregar de forma inmediata el recibí" de esas órdenes.

Te interesa leer: El TC suspende la ley de transitoriedad

La Fiscalía ordena a Trapero que los Mossos requisen urnas y papeletas

El Gobierno, a través de la Fiscalía, ha intervenido 'de facto' a los Mossos d'Esquadra en todo lo referente al referéndum de autodeterminación de Cataluña del próximo 1-O. El fiscal superior de Cataluña, cumpliendo las órdenes del Fiscal General del Estado, José Manuel Maza, ha ordenado al Mayor de la policía autónoma catalana, Josep Lluís Trapero, y  a los máximos responsables de la Policía y la Guardia Civil que sus agentes elaboren atestado de cualquier acto de preparación de la consulta y se incauten de efectos como "urnas, sobres electorales, manuales de instrucciones para los miembros de mesas electorales, impresos electorales, propaganda electoral, elementos informáticos, así como cualquier otro material de difusión, promoción o ejecución del referéndum ilegal".

La instrucción, comunicada esta mañana por el Ministerio Público a los mandos de los tres cuerpos, recuerda que los Mossos "están obligados a seguir las instrucciones que reciban del fiscal a efectos de la investigación de los delitos y persecución de los delincuentes". Y añade: "la actuación de la Policía Judicial ha de centrarse en la comprobación de la comisión del hecho, constatación de las circunstancias inmediatas e identificación de los presuntos responsables con intervención de efectos e instrumentos".Delitos de desobediencia 

La instrucción recoge expresamente la normativa al respecto de los Mossos d'Esquadra, concretamente la Ley de la Policía de la Generalitat de Cataluña, aprobada en 1994. Su artículo 11.1 establece que ese cuerpo policial cumplirá y hará cumplir "en todo momento la Constitución, el Estatuto de Autonomía y la legislación vigente". Ese precepto ordena además a los Mossos a que desobedezcan "órdenes que entrañen la ejecución de actos que manifiestamente constituyan delito o sean contrarios a la Constitución o a las leyes" y, según Fiscalía, cualquier acto preparatorio supone los delitos de desobediencia, prevaricación y malversación. Por último, la ley obliga a los agentes catalanes a colaborar "con la administración de justicia".

Con las órdenes a los policías comunicadas hoy, la Fiscalía Superior de Cataluña cumple con el oficio que le envió el pasado jueves el fiscal general del Estado, José Manuel Maza. Ahora, los tres cuerpos, deberán notificar "de forma urgente y siempre en un plazo máximo de 24 horas a todas sus unidades policiales en el territorio de esa comunidad autónoma. El Ministerio Público ha obligado además al mayor de los Mossos y a los otros dos responsables de la Policía y la Guardia Civil a los que se ha entregado personalmente la instrucción "a firmar y entregar de forma inmediata su recibí".

Ahora en portada

Comentarios