Lunes, 20.11.2017 - 08:29 h

El Gobierno aprueba el nuevo decreto ley de la estiba con cinco modificaciones

El Consejo de Ministros ha dado el visto bueno al real decreto ley de reforma de la estiba que someterá a votación en el Congreso de los Diputados y que saldrá adelante con el apoyo del PDeCAT.

El Ministerio de Fomento está trabajando en el desarrollo de un real decreto que recoja la mediación entre patronal y trabajadores. Los trabajadores ya preparan movilizaciones.

Fomento garantizará a los estibadores seguir manipulando los vehículos en los puertos

El final al conflicto de la estiba está cerca para el Gobierno. El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes el real decreto ley de reforma del sector de carga y descarga de mercancías en los puertos españoles. Lo ha hecho sin contar con los trabajadores y con el apoyo del PDeCAT, que será el partido que dé el visto bueno en el Congreso a la ley.

La reforma aprobada en el Consejo de Ministros incluye cinco novedades con respecto al anterior real decreto ley que fue tumbado en el Congreso en marzo. Son estas:Se elimina la disposición adicional primera que hacía referencia a los contratos de trabajo temporal. Se desarrolla una disposición adicional tercera en la que se recoge que se desarrollará un real decreto (que Fomento ya está redactando) y en el que se incluirá el acuerdo al que se llegó en la mesa de negociación a través del mediador, Marcos Peña. El Gobierno considera que así se mantiene el empleo de los estibadores y se continúa con el sistema de ayudas para los trabajadores de mayor edad (con los mismos requisitos que en el anterior real decreto ley). Así se mejorará la productividad, considera Fomento.Se modifica el artículo 3 relativo a los requisitos de capacitación: no será necesario disponer del título de formación profesional, ya que no existe un título propio. Se aprueba un certificado de profesionalidad, que sí estaba en el anterior real decreto ley, requiere prácticas profesionales en instalaciones portuarias. Este certificado tiene que emitirse por un instituto oficial (el Sepe).Recupera la posibilidad de que los estibadores puedan manipular el embarque y desembarque de vehículos a motor.Se establece una disposición adicional en la que se contempla la posibilidad de que se rijan convenios de puertos, para que la negociación colectiva puede desarrollarse entre empresarios y trabajadores.

El Gobierno ha cursado, además, una solicitud a la Comisión Europea para conocer si este real decreto ley cumple los requisitos contemplados en la sentencia de la UE que amenaza con una multa de 134.107 euros diarios (además de los 23 millones acumulados). La respuesta de Bruselas ha sido favorable.

Los estibadores, por su parte, ya preparan movilizaciones ante la decisión unilateral del Gobierno de aprobar el decreto ley sin contar con ellos. Hay que recordar que los estibadores ya salieron a la calle el pasado mes de febrero, antes del primer real decreto que finalmente le tumbaron en el Congreso.

Ahora en portada

Comentarios