Lunes, 23.10.2017 - 06:38 h

Interior toma el control de los Mossos ante el 1-O y el Govern se rebela

El Fiscal Superior de Cataluña comunica a Trapero que los Mossos quedarán bajo el mando único del ministerio del Interior: "Se le ha quedado la cara, pero lo ha asumido".

La Generalitat ya se quejó ayer de que Interior quería intervenir los Mossos tras el refuerzo de Policías y Guardias Civiles para Cataluña. 

Te interesa leer: El juez ordenó a Trapero que evacuara a los guardias asediados en Barcelona

El consejero catalán de Interior dice que el Estado intenta tomar el control de los Mossos

La decisión se lleva gestando desde el pasado jueves ante la pasividad de los Mossos en las revueltas callejeras y la obligada llamada a Trapero para que protegiera a los Guardia Civiles acosados en el cumplimiento de su trabajo en Cataluña. La crispación ha ido en aumento y el fiscal superior de Catalunya, José María Romero de Tejada, ya ha informado en una reunión con los mandos en Catalunya que todos los cuerpos pasan a estar coordinados bajo un "mando único" del Ministerio del Interior.

La decisión ha caído como un jarro de agua fría en el cuerpo de los Mossos en especial de su líder, Josep Lluís Trapero. "La cara de Trapero era entre blanca y verde, pero no le ha quedado otra que asumir la decisión y tampoco ha montado ningún escándalo", cuentan a lainformacion.com fuentes de Interior. Un coronel de la Guardia Civil toma el mando

A partir de este momento será la Secretaria de Estado de Seguridad la que asuma las funciones a través del Gabinete de Coordinación, liderado por Diego Pérez de los Cobos, coronel de la Guardia Civil.

Una decisión en la práctica supone una retirada de competencias a los Mossos d'Esquadra, el cuerpo policial encargado del mantenimiento del orden público en Catalunya.  Interior niega que la Generalitat se quede sin competencias sobre la policía catalana. El Ministerio del Interior ha asumido la coordinación de las fuerzas de seguridad en Cataluña, lo que no supone que se retire competencia alguna a los Mossos d'Esquadra, han informado a Efe fuentes ministeriales.

Este mecanismo de coordinación es, en lo esencial, el mismo por el que a los mossos se les encomendó las actuaciones posteriores al atentado de Barcelona y Cambrils, han reiterado las fuentes

Te interesa leer: Cataluña recibirá una financiación extra de 800 millones en los PGE de 2018

El conseller de Interior de la Generalitat, Joaquim Forn, ha asegurado este sábado que el Govern no acepta la "injerencia del Estado en los Mossos d'Esquadra porque se salta todos los órganos que el marco jurídico dispone para coordinar la seguridad de Cataluña".

Algo que ya veía venir el consejero de Interior cuando recibió la carta del ministro Zoido sobre el refuerzo de unidades destinadas a Cataluña de Policía y Guardia Civil. 

"El Estado prepara el terreno para intervenir a los Mossos y hay una voluntad clara de desprestigiarnos", asegura el conseller en un tuit, y sentencia en otro: "Han intervenido ya la Hacienda catalana y ahora quieren intervenir a los Mossos. Tenemos unas competencias y queremos ejercerlas", comentó en Twitter. El miércoles, todos los efectivos movilizados

El Ministerio del Interior dispondrá desde este miércoles, cuatro días antes del referéndum convocado para el 1 de octubre por la Generalitat de Cataluña, de todos los efectivos movilizados por el Gobierno para el dispositivo sin precedentes ante el desafío independentista, han informado a Europa Press fuentes policiales.

El Gobierno ha utilizado barcos para alojar a los agentes que integran el amplio dispositivo de seguridad, de unos 4.000 efectivos, que han sido desplazados de forma escalonada a Cataluña desde todos los puntos de España. Sin entrar en detalles operativos, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha calificado el desplazamiento de "proporcionado, razonable y discreto".

Zoido envió este viernes una carta al consejero del Interior de la Generalitat, Joaquim Forn, en la que se limitaba a informar del refuerzo policial --no especificaba número de agentes-- para "apoyar a los Mossos d'Esquadra en el mantenimiento del orden", aplicando para ello el artículo 38.2 de la Ley Orgánica 2/1986 de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

La diferencia entre los artículos 38.2 y 46 es que el primero regula la colaboración entre Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado con los Mossos, mientras que el segundo recoge que cuando "concurran simultáneamente miembros o unidades" de ambas policías (estatales y autonómicas), "serán los mandos de los primeros los que asuman la dirección de la operación". Tres ferris 

Interior ha fletado tres ferris en los que alojar a los agentes antidisturbios que se han ido trasladando a Cataluña como refuerzo a los casi 6.000 agentes que forman parte de la plantilla de la Policía Nacional y la Guardia Civil en Cataluña. Su misión es apoyar a los Mossos en el mantenimiento del orden "dada las movilizaciones tumultuarias de apoyo al referéndum", siguiendo el llamamiento de los impulsores de la consulta ilegal.

Entre los agentes movilizados de todos los puntos de España se encuentran efectivos de Información y de Policía Judicial de la Policía, así como de la Unidad de Intervención Policial (UIP). También se han desplazado a Cataluña agentes del Grupo de Acción Rápida (GAR), la Unidades de Reserva y Seguridad (GRS) y la Unidad de Seguridad Ciudadana (USECIC) de la Guardia Civil.

La excepcionalidad de la situación tras la desobediencia al Tribunal Constitucional de los independentistas ha llevado a Interior a cursar una instrucción que modifica el régimen de vacaciones, permisos, licencias, jornada y horarios del personal que participa en el dispositivo extraordinario. Interior asegura que se podrá prorrogar el período de vigencia de la orden si las circunstancias así lo aconsejaran.

Las direcciones generales de la Guardia Civil y de la Policía Nacional han informado a las asociaciones y sindicatos de ambos Cuerpos de esta instrucción por la que se suspenden las libranzas entre el 20 de septiembre y el 5 de octubre, aunque ampliable si las circunstancias así lo aconsejasen.

Ahora en portada

Comentarios