Domingo, 15.12.2019 - 08:39 h

Luis Bárcenas reconoce que existía una contabilidad no oficial en el PP

La primera parte de la comparecencia de Bárcenas ha servido para que el extesorero afirmase que existía de una caja extracontable en el PP.

También ha negado que Francisco Correa le haya dado dinero alguno a cambio de supuestas gestiones para mediar en contratos públicos.

Bárcenas comparece con Correa a su espalda

Durante su declaración, Luis Bárcenas ha afirmado que existía "una contabilidad no oficial, extracontable, era del PP, claro". Ha rehusado utilizar términos peyorativos como caja B o contabilidad paralela.  "Una contabilidad extraoficial refleja unos ingresos de personas que quieren ayudar al partido", pero no hay "connivencia". 

Así, reconoce el extesorero del PP que había pagos por parte de compañías, pero sin carácter "finalista". Los distintos empresarios entregaban donativos siempre a través de Lapuerta y se les dejaba claro que estas entregas de dinero no tendrán ninguna contrapartida. Asegura el extesorero que la intención era similar a la que mantiene cualquiera en su día a día con su médico o con el fontanero y pretendía sentar las bases para una buena relación.

"Todos los empresarios y a todos los partidos políticos quieren echarles una mano. Siempre que el empresario entregaba el donativo, el señor Lapuerta, que es una persona absolutamente honesta, les decía que aceptaba en donativo pero que no tenía carácter finalista. Para ellos era para tener relación con el partido, algo inocuo. Luego el señor Lapuerta llamaba y decía "no tengo el menor interés en el tema, pero sí te pido que le invites a un café y me dejes bien".

[Directo: comparecencia de Luis Bárcenas por el caso Gürtel]

Por lo que Bárcenas afirma que existía un registro con consecuencias financieras potenciales que no quedaba reflejado ni en el activo ni en el pasivo del balance del Partido Popular. Aunque, al mismo tiempo, asegura que no influía en las decisiones del partido a la hora de adjudicar contratos públicos. Ha negado quedarse 300.000 euros de la caja B.

"Eran donativos sin carácter finalista, no respondían a ninguna gestión, no se contabilizaban oficialmente, es obvio, pero se llevaba un control de entradas y salidas (...) el señor Lapuerta como máximo responsable quería tener la certeza de que estaba bien controlado, y por eso le dábamos el visé para justificar ante terceros", ha destacado.

Esos ingresos se utilizaban para pagar sobresueldos a cargos del partido, aunque "la mayor parte de las entregas las hacía Lapuerta". Sobre Lapuerta, que no puede testificar debido a una demencia sobrevenida, -se ha referido a él como una "persona honorabilísima"- asegura que mantenía respecto a las contribuciones no oficiales un "excesivo celo". "Yo no podía hacer nada con esos fondos porque estaban controlados por él".No recibió dinero de Correa

Por otra parte, Bárcenas ha asegurado que "No he recibido nada de él ni directamente ni a través del señor Correa", cabecilla de la trama. Mientras que sería Mariano Rajoy el que decidió acabar con las relaciones contractuales entre PP y Correa.

Según ha dicho, fue un empresario donante del PP le dijo al presidente del Gobierno y al extesorero Álvaro Lapuerta en 2003 que Correa "se dedicaba a actividades ilícitas en ayuntamientos de la Comunidad de Madrid y cualquiera que quisiera hacer negocios en esos ayuntamientos tenia que pasar por su despacho".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING