Mateu espera que la Oficina anticorrupción no se convierta en un "instrumento para hacer un uso partidista"

EUROPA PRESS
EUROPA PRESS

Así se ha pronunciado Mateu durante el debate del dictamen de la Comisión de Asuntos Institucionales y Generales del proyecto de ley 5950/16 de creación de la Oficina de lucha contra la corrupción.

Según ha dicho la consellera, Baleares es "uno de los pocos territorios del Estado", junto a Cataluña y Valencia, que cumple así los mandatos de Naciones Unidas contra la corrupción. Mateu ha indicado que el objetivo de la Oficina es fomentar los valores de la ética publica y la integridad, e impulsar las buenas prácticas, así como llevar a cabo seguimiento de las obligaciones que establece la legalidad vigente y prevenir y estudiar prácticas contrarias.

Además, ha asegurado que será una oficina "independiente" que tendrá funciones de investigación, inspección y concienciación. "Con esta ley se demuestra que tenemos claro que la corrupción se debe combatir desde diferentes frentes y mecanismos", ha declarado.

También ha recordado que el texto contempla un régimen sancionador y ha defendido la importancia de las labores preventivas ante los posibles riesgos de la corrupción. Según ha declarado, "cualquier persona" se podrá dirigir a la Oficina, entre ellas los empleados públicos.

Mostrar comentarios