Periodistas critican políticas de seguridad en Honduras porque aumentan violencia

La Asociación de Prensa Hondureña (APH) criticó este jueves las políticas represivas emprendidas por el gobierno de Juan Orlando Hernández para combatir el crimen porque, a su juicio, aumentan la violencia, al tiempo que pidió un cambio de estrategia con énfasis en la prevención.

"Los mecanismos utilizados por el Estado lejos de reducir los índices de violenta los acrecienta cada día porque, a mayor represión mayor respuesta de aquellos que se sienten perseguidos", anotó la organización integrada por escritores y periodistas.

El gobierno reubicó el lunes a 37 líderes de pandillas en una cárcel de máxima seguridad en el noroeste del país, donde están confinados en minúsculas celdas de dos por dos metros, para tratar de incomunicarlos con el exterior.

La medida busca reducir la capacidad de los líderes pandilleros para, desde la prisión, ordenar distintos tipos de crímenes, según dijo el presidente Hernández.

El traslado se enmarca en una política de seguridad que incluyó la construcción de cuatro cárceles, el cierre de dos prisiones por estar en medio del casco urbano de dos ciudades y nuevas legislaciones para aumentar la represión de los delitos.

"El Estado lejos de invertir para prevenir (los crímenes) invierte cantidades millonarias para reprimir" y las políticas "deberían tomar un rumbo diferente, advirtió la APH.

La organización sostuvo que las personas formaron esos grupos porque "encontraron en otro lado (el crimen organizado) lo que el Estado siempre les negó", aunque aclaró que no se pueden justificar las acciones delictivas "de los que se cansaron de exigir sus derechos".

Por su parte, la criminóloga Arabezka Sánchez dijo a la AFP que "en todas partes del mundo la represión es una de las formas de combatir el delito aunque tiene que ir a la par de la prevención".

Lo que no se debe hacer, según dijo, "es estar metiendo miedo a la población de que si se va a reprimir el delito se van a aumentar los crímenes".

Subrayó que "la razón de ser de las cárceles es aislar al sujeto mientras se le rehabilita para reincorporarlo a la sociedad, pero que el problema en Honduras es que no se hace rehabilitación", algo que debe ser prioridad en las nuevas políticas de seguridad de Estado.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING