Viernes, 18.10.2019 - 06:34 h

Prisión para el detenido en Vinaroz por su relación con los explosivos de Alcanar

Sain Ben Iazza, de 24 años, cedió su vehículo a los terroristas para trasladar los ingredientes de “la madre de Satán”. 

Los investigadores han confirmado la relación de Ben Iazza con dos del os principales miembros de la célula, Younes Abouyaaqoub y Mohamed Hichamy. 

Te interesa leer: Los desacuerdos entre Policía y Mossos restan eficacia a la lucha antiterrorista. 

Prisión para el marroquí que prestó su documentación para comprar el explosivo de Alcanar

Estuvo en la casa de Alcanar, el cuartel general de la célula del ISIS que atentó en Barcelona y Cambrils, al menos en tres ocasiones. Y prestó su documentación y su vehículo para que sus integrantes adquirieran el material necesario para preparar el explosivo que les reventó en las manos la víspera de los ataques del 17-A, que provocaron 16 muertos y un centenar de heridos. El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha enviado a prisión al marroquí de 24 años Said Ben Iazza, detenido la pasada semana en Vinaroz. Le imputa el delito de colaboración en organización terrorista.

Los investigadores han confirmado la relación de Ben Iazza con dos de los principales miembros de la célula, Younes Abouyaaqoub (el autor del atropello mortal de La Rambla tiroteado por los Mossos) y Mohamed Hichamy, también fallecido por los disparos de la policía autonómica en el Paseo Marítimo de Cambrils, donde había irrumpido con otros cuatro terroristas armado de cuchillos y un hacha listos para atacar.

Fue a Abouyaaqoub a quien Ben Iazza prestó el 12 de julio su documentación y su vehículo para que comprara 100 litros de agua oxigenada (uno de los ingredientes del peróxido de acetona, el explosivo conocido en medios de ISIS como “la madre de Satán”) en un establecimiento de Tortosa (Tarragona). Dos semanas después, el 27 de julio, otros dos de los terroristas de la célula, Mohamed Hichamy y Yousef Aalla, utilizaron sus documentos para comprar otros 240 litros de esa sustancia.Confección del material explosivo 

Durante su declaración, el detenido no ha dado ninguna explicación de por qué su documentación fue usada con esos fines. Además, la policía ha comprobado gracias a los seguimientos telefónicos que Ben Iazza estuvo al menos tres veces en la casa de Alcanar, los días 23 de abril, 1 y 13 de julio, “fechas estas últimas e las que la confección del material explosivo estaba ya prácticamente conclusa”.

Según la investigación, la célula preparaba un atentado con explosivos contra diversos monumentos en la capital catalana, entre otros la basílica de la Sagrada Familia. La explosión por accidente de los artefactos la víspera de los atentados precipitó la decisión de los yihadistas de improvisar el atropello mortal de La Rambla y el intento de acuchillamiento masivo de Cambrils.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios