Miércoles, 26.02.2020 - 20:49 h

REFUGIADOS. ONG DE AYUDA AL DESARROLLO CRITICAN QUE EL PLAN DE EMERGENCIA PARA REFUGIADOS SE PAGUE CON FONDOS DE COOPERACIÓN

La Coordinadora de ONG para el Desarrollo (Congde) mostró hoy su disconformidad con la decisión adoptada por el Gobierno y las comunidades en la Conferencia de Presidentes de poner en marcha un plan de emergencia de asistencia a los refugiados que se costeará con cargo a fondos de cooperación al desarrollo.
La coordinadora señala en un comunicado que la asistencia a las personas refugiadas dentro de las fronteras europeas “debe hacerse con cargo a los fondos de protección civil”.
“En ningún caso los fondos destinados a la atención de la población refugiada pueden asegurarse a costa del presupuesto para cooperación al desarrollo”, afirma la entidad.
Considera que tras años de recortes, la cooperación está en niveles de los años 80 y el Gobierno español tiene ante sí el reto de recuperar los presupuestos de ayuda oficial al desarrollo y situarla a lo largo de la legislatura, al menos, en la media de los países de la Unión Europea. Esto significa pasar del actual 0,12% de la Renta Nacional Bruta a un 0,24% (incluyendo en ese porcentaje la cooperación autonómica y local), por lo que no cree que no se pueda derivar ahora dinero de esta partida para refugiados.
La Congde lamenta además el retraso con que cree que el Gobierno ha reaccionado ante la tragedia humana de los refugiados.
“Es una situación que se ha producido como consecuencia de unas políticas migratorias que no atienden los valores fundacionales de la UE de defensa de los derechos humanos, sino que están centradas en mantener la seguridad y el blindaje de sus fronteras. La asistencia y asilo a la población refugiada y la garantía de sus derechos han sido una reivindicación constante de las ONGD desde que empezó una crisis que ha costado la vida a miles de personas y que está haciendo tambalear la base de nuestra democracia”, añade el comunicado.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING