Martes, 23.01.2018 - 14:53 h

Soraya acelera los Presupuestos con tres conversaciones con el PNV y prepara una reunión Rajoy-Urkullu

Soraya Sáenz de Santamaría ha mantenido tres conversaciones telefónicas con Andoni Ortuzar para negociar el apoyo del PNV a los Presupuestos de 2017.

Se está avanzando en una reunión Rajoy-Urkullu. El Gobierno ordena "silencio total" para mantener los contactos con discreción. 

Soraya Saenz de Santamaria e Iñigo Urkullu

Soraya Sáenz de Santamaría se encuentra inmersa en la 'operación Presupuestos'. Descartada, de momento, la vía del PSOE por su división interna, el foco del Gobierno se ha puesto ahora en el Partido Nacionalista Vasco (PNV), con quien ya hay negociaciones.

Santamaría ha mantenido tres conversaciones telefónicas con la cúpula del PNV. Su interlocutor es Andoni Ortuzar, presidente del Euskadi Buru Batzar (EBB). Según aseguran a Lainformacion.com fuentes tanto del Gobierno como del PNV la última de estas conversaciones se produjo la semana pasada.

Moncloa ha ordenado "silencio total" sobre estos contactos. De hecho, ni en vicepresidencia ni en el Grupo Parlamentario Popular ofrecen pistas sobre estas negociaciones que ya están en marcha con los nacionalistas vascos.

Santamaría y Ortuzar son los primeros interlocutores, pero no los principales. Los detalles de los contactos pasan tanto por Mariano Rajoy como por la Ejecutiva del PNV. De hecho, la intención de ambos es que las conversaciones cristalicen en una reunión entre Rajoy y el lehendakari Iñigo Urkullu. Hay que recordar que la última cita entre ambos fue el 14 de septiembre de 2014.

Sobre el contenido de estas primeras tres conversaciones telefónicas poco se sabe. Sí que se cuenta desde ambos equipos que el Cupo vasco y un incremento en las inversiones son las prioridades del PNV. La solución al final de ETA es también un asunto que está sobre la mesa, más si cabe cuando es una de las apuesta de Hamon, el candidato socialista al Elíseo.Algunos gestos del PP al PNV

En las últimas semanas o días se han producido varios gestos hacia el PNV por parte del Partido Popular que se enmarcan en ese intento de negociar los Presupuestos. 

Por ejemplo, este lunes el nuevo delegado del Gobierno en el País Vasco ha desvelado que su Delegación retiró 30 recursos contra el uso sólo del euskera por parte de ayuntamientos vascos en sus comunicaciones cuando todavía estaba en el cargo su predecesor, Carlos Urquijo.

Precisamente, el relevo de Carlos Urquijo por Javier de Andrés se enmarca en ese intento de suavizar las relaciones. Al exdelegado del Gobierno aún se le está buscando acomodo.

Asimismo, el líder del PP en el País Vasco, Alfonso Alonso, también está bajando el listón de los ataques contra los nacionalistas. Al menos así lo han constatado en Sabin Etxea. Alonso, por cierto, mantiene vía directa con la vicepresidenta Sáenz de Santamaría.Soraya se vuelca en Cataluña y País Vasco

Sáenz de Santamaría ha sido la persona elegida por Rajoy para solucionar sus dos retos más importantes: el desafío independentista catalán y la negociación de los Presupuestos. Tanto Cataluña como el País Vasco son dos focos de conflicto para el Gobierno, pero en el caso de Euskadi, la solución es algo más sencilla.

Una jugada redonda para Santamaría sería que el Gobierno vasco realizara una declaración o un gesto hacia el "viaje a ninguna parte" de la Generalitat. Es decir, que Urkullu o los suyos contribuyeran a rebajar el órdago secesionista de Cataluña. Efectivamente, el Gobierno de Ajuria Enea ha planteado un referéndum pactado, una posición muy diferente a la del Govern catalán.  

No va a ser fácil pero Urkullu ya ha dicho que "en un mundo globalizado la independencia es imposible" (diciembre de 2016) y "es imposible que hoy un Estado se pueda declarar independiente" (septiembre del año pasado).

Ahora en portada

Comentarios