Miércoles, 22.11.2017 - 23:22 h

Trapero acatará las órdenes y la ley, pero critica que Interior tome el mando

Una nota interna de la jefatura de los Mossos indica que Trapero aceptará la orden del fiscal aunque critica muy duramente la tutela de Interior. 

El conseller de Interior había declarado que Trapero habría expresado la voluntad de no aceptar la coordinación del representante del Estado. Finalmente acatará la ley.

Te interesa leer: El juez ordenó a Trapero que evacuara a los guardias asediados en Barcelona

Trapero deberá confirmar el lunes al fiscal que no acata su orden, exponiéndose a ser citado por desobediencia

El lunes llega la hora de la verdad para el  mayor Trapero. El superpolicía convertido en símbolo de los independentistas tras sus ruedas de prensa de los atentados de Barcelona y Cambrils tiene imposible ponerse de perfil: o cumple los deseos de la Generalitat y se rebela, o hace caso a la fiscalía que ha puesto en manos de Interior la coordinación de los Mossos, Policía Nacional y Guardia Civil. 

Una nota interna de los Mossos desvela que Trapero ya ha tomado una decisión: aceptará la orden del fiscal, aunque critica muy duramente que Interior tome el mando hasta la celebración del referéndum.

En dicha nota Trapero deja claro que "seguirá dando cumplimiento a las órdenes, pero que no comparte que una parte de la actividad del Cuerpo sea ordenada y tutelada por un órgano que depende del Ministerio del Interior". Este lunes el fiscal Romero de Tejada se verá cara a cara con Trapero. Este ya sabe lo que se juega si no acata las órdenes: se expone a ser llamado a declarar en calidad de investigado por un delito de desobediencia. 

Trapero ya parece tener una decisión tomada. Y choca con las declaraciones del conseller de Interior, Joaquim Forn, que había asegurado que los Mossos tenían "la voluntad de no aceptar la coordinación del representante del estado español". Cumplir la ley

Dicen los que les conocen que Trapero es inteligente y trabajador. Hasta ahora, sin haberse pronunciado de manera oficial sobre el referéndum, se ha convertido en uno de los mayores activos de los que están a favor de la consulta. Fue nombrado mayor por Puigdemont y su actuación tras el atentado ha puesto en el mapa a la policía autonómica catalana. Sin embargo sus amigos destacan su independencia política y sobre todo su trabajo.

Trapero es, además de Policía, un hombre de leyes tras licenciarse en Derecho. Y lo que ha ocurrido este sábado se sustenta precisamente en la ley. La fiscalía fomenta su decisión en el artículo 46 de la Ley de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. En él, se contempla que cuando "en una actuación concreta concurran simultáneamente miembros o Unidades de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y de la Policía de la Comunidad Autónoma, serán los Mandos de los primeros los que asuman la dirección de la operación".

El representante del Ministerio Público ha tomado esta decisión, en el marco de la Ley Orgánica de 1986 de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, a la vista de que la Generalitat no desconvoca el referéndum suspendido por el Tribunal Constitucional y tras la escalada de tensión por las protestas convocadas por organizaciones independentistas. Esa orden de impedir el referéndum ya la dio el fiscal el 8 de septiembre tanto a los Mossos, como a la Policía y la Guardia Civil.

Por tanto Romero de Tejada ordena que la coordinación pase a la Secretaría de Estado de Interior para impedir “el referéndum ilegal”. El Fiscal ordena que esa coordinación la lidere el Gabinete de Estudios de la Secretaría de Estado de Seguridad bajo la "personal dirección" de Diego Pérez de los Cobos.

"Del mismo modo, y con idéntica finalidad y formato, deberán celebrarse las reuniones de coordinación que resulten oportunas en cada provincia bajo la dirección del miembro del Gabinete de Coordinación y Estudios que sea designado por su director y con la asistencia de los responsables en cada provincia de Guardia Civil, Policía Nacional y Mossos d'Esquadra", detalla la orden del fiscal.Los sindicatos de Mossos en contra

SAP-FEPOL, el sindicato de los Mossos, en la misma línea que el mayor Trapero, no entiende esta decisión y denuncia que se haya tomado sin convocar a la Junta de seguridad de Cataluña. Ha recordado que, hasta ahora, no habían hablado sobre el referéndum independentista, pero ha roto su silencio tras la actuación de la fiscalía. En un comunicado, el sindicato ha pedido que el cuerpo no sea politizado y que esta decisión es puramente política.

Ahora en portada

Comentarios