Lunes, 16.09.2019 - 05:08 h

Violento, narcisista y falto de emociones, así es François Patrick Gouveia, el presunto asesino de Pioz

Violento, inestable, narcisista e incapaz de sentir emociones. Muy cerca del perfil de los psicópata, así que la guardia civil a Patrick, que según la familia vino a España para intentar ser futbolista.

"Sentí un odio irrefrenable; algo me decía que tenía que matarlos", aseguran fuentes familiares que ha confesado.

Violento, narcisista y falto de emociones. Así es François Patrick Gouveia, es presunto asesino de Pioz

François Patrick Gouveia es, según la Guardia Civil, el asesino de Pioz, al que los investigadores han definido como violento, inestable, narcisista e incapaz de sentir emociones ni apego por la vida. Muy cerca del perfil de los psicópatas.     

Y por ello, ha confesado su cuádruple crimen, sin omitir detalle alguno, según fuentes cercanas a la familia, que aseguran que los investigadores llevan día y medio hablando con él.

"Sentí un odio irrefrenable; algo me decía que tenía que matarlos", aseguran fuentes familiares que ha confesado según publica El País.     

Eso le llevó a huir de Brasil, tras agredir con un cuchillo a un profesor porque le puso una nota baja, cuando tenía 16 años, como muestra este vídeo.

El intento de ayudar a un sobrino... acaba en tragedia

Aprovechó que su tío Marcos estaba en España y decidió venirse a vivir con él. Quería ser futbolista y este parecía el país indicado. Su tío le acogió en casa, como uno más, en la casa que compartía con su mujer Janaina Santos, de 30 años y sus dos hijos en Torrejón de Ardoz, Madrid.

Marcos intentó desde que su sobrino llegó a España ayudarle en todo lo posible a conseguir su sueño de ser futbolista y al menor precio posible. Obsesionado con Janaina, la familia de esta siempre sospechó de él 

Desde el principio hubo problemas de convivencia en el núcleo familiar y la mujer de Marcos, Janaina, se quejaba del comportamiento del joven. Decía que iba medio desnudo por la casa y que su comportamiento era el de un maleducado. Eso es al menos lo que afirman los familiares de la mujer, que siempre sospecharon de él. Al final, el padre de familia empezó a creer que su sobrino acosaba a su mujer.

Se mudaron entonces de casa y se trasladaron a Pioz, en Guadalajara, donde llevaban una vida muy normal y discreta. Según algunas fuentes el cambio de domicilio obedecía a la intención de la familia de huir del acosador. Pero hasta allí también fue el joven sobrino, obsesionado con su tía.

Según la guardia civil el joven acudió al nuevo domicilio, mantuvo una discusión con su tía y como no accedió a dejar a su marido por estar con él, según algunos medios, la mató. Estuvo junto a los cadáveres 24 horas

Después asesinó a sangre fría a los dos niños y cuando el marido llegó a casa los mató después de forcejear con él. Descuartizó a los dos adultos y los introdujo en bolsas y después metió también en bolsas los cuerpos intactos de los dos niños. Convivió con los cadáveres al menos 24 horas y no huyó del país hasta que la guardia civil no descubrió los cuatro cadáveres alertada por los vecinos. 

Ahora en Portada 

Comentarios