Jueves, 19.09.2019 - 23:52 h
Dice que no vetarán a nadie

Ábalos anuncia que el PSOE se sentará con Vox para los debates electorales

Defiende acuerdos con los partidos que respetan la Constitución, pero no se plantea "pactos" porque aspiran a ser primera fuerza el 28A.

Ábalos ancha
Ábalos ancha / Europa Press

El PSOE se ofrecerá como alternativa a los votantes "decepcionados" de Ciudadanos después de que su líder, Albert Rivera, ha optado por quedarse "reducido" a "caer bien" y "ser eco" de Vox, ha afirmado este lunes el secretario de Organización socialista, José Luis Ábalos.

En un rueda de prensa, Ábalos ha lamentado que Rivera mantenga su veto al PSOE, una posición que, a su entender, no comparten los electorales de Cs, a los que ha descrito como personas que viven en espacios urbanos, con inquietudes, modernas, moderadas y centradas que quieren la regeneración política.

Por eso, ha dicho que van a tratar de que encuentren en el PSOE "una oferta que se adecúe a esa expectativa", una vez que Rivera ha encontrado "su destino", ha ironizado.

"Por nosotros ningún problema", ha subrayado el dirigente socialista, para quien hay un espacio de centralidad política que no tiene una referencia y se ha mostrado convencido de que al PSOE le va a tocar "asumir un espacio mayor incluso" del que le corresponde.

Una responsabilidad que, ha añadido, no solo no les inquieta, sino que asumen "muy a gusto", ya que se trata de dar respuesta a esas personas que "siempre piensan en clave de moderación".

En su opinión, Rivera no ha pensado bien su negativa a la invitación de la presidenta socialista, Cristina Narbona, para que reconsidere su decisión de no pactar con el PSOE después de las generales del 28 de abril.

No obstante, ha expresado sus dudas de que sea una decisión definitiva, porque con el presidente de Cs "las cosas caducan rápido", y le ha recordado que ya estuvo a punto de conseguir la investidura de Pedro Sánchez, pese a que diga ahora que llegó a la política para evitar presidentes como él.

Por otra parte, ha considerado "ridículo" el viaje a Waterloo de la líder de Cs en Cataluña, Inés Arrimadas, que, en su opinión, ya podría haber cantado la famosa canción del grupo sueco ABBA para poner el "broche definitivo".

Para el dirigente socialista, "la imagen ya lo dice todo" y ha lamentado que Arrimadas haya "reivindicado" a Carles Puigdemont cuando "ya debe ser historia", puesto que no ejerce ninguna representación institucional.

"¿No había otra forma de pasar el finde?", ha ironizado y ha recalcado que Cs es el partido que ganó en Cataluña en diciembre de 2017 y, por tanto, se espera "algo más" de él.

En su opinión, Arrimadas no ha estado a la "altura" y se ha preguntado si Cs necesita a Puigdemont para "seguir tirando del cuento".

También le ha criticado que al pasar a la política nacional haya renunciado a su compromiso con los catalanes que vieron en ella "una posición firme contra el independentismo" cuando la votaron.

Según ha subrayado, en Cataluña necesita políticos comprometidos con visión y dispuestos a "entregarse a costa incluso de lo que les pueda ir a ellos".

Y preguntado por si el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, podría ser el número 1 del PSOE por Barcelona, ha dicho que la decisión corresponde adoptarla al Consell Nacional del PSC que se reunirá el próximo sábado y que, probablemente, anunciará los cabezas de lista de las cuatro provincias catalanas.

"Espero que las expectativas depositadas en él (Borrell), en el momento adecuado tengan un rendimiento proporcional, pero todavía no le hemos resuelto", ha ironizado.

Una actitud irónica que también ha mostrado respecto a la incorporación a Cs de la expresidenta de las Cortes de Castilla y León, Silvia Clemente, hasta la pasada semana militante del PP. "Llama la atención que no dejen enfriar el cuerpo", ha dicho.

Ahora en Portada 

Comentarios