Martes, 26.05.2020 - 12:18 h
"Un fin de semana rarito"

Ábalos elude hablar más de Venezuela y se reivindica "más allá de las torpezas"

El ministro dice que da la cara por el PSOE y achaca a la "presión tremenda" de la derecha la crisis 

Ábalos en Comité Nacional del PSOE gallego
El ministro de Transportes, José Luis Ábalos, interviene en el Comité Nacional del PSOE de Galicia. / PSOE

El ministro de Transportes, José Luis Ábalos, vive "un fin de semana un poco rarito". Son palabras textuales al inicio de su intervención de este sábado, en su calidad de secretario de Organización del PSOE, ante el Comité Nacional del PSdeG. Con estas palabras se ha referido a una polémica que no ha mencionado directamente, pero que admite que "molesta, aunque no me impacta, porque yo vengo desde muy lejos". "No me echa nadie", ha subrayado como mensaje claro frente a las peticiones de dimisión que ha recibido de PP o Vox. 

Porque el que se ha erigido en portavoz del Gobierno de las relaciones de España con Venezuela durante esta semana, a cuentas de su reunión en Barajas con la vicepresidenta de Nicolás Maduro, Delcy Rodríguez, no ha mencionado ni al país sudamericano ni a su encuentro. Solo se ha reivindicado por "dar la cara" como ministro de un Gobierno al que, según él, la derecha somete "a una presión tremenda" para que no se hable de las reformas económicas y sociales aprobadas en los tres Consejos de Ministros de esta legislatura. "Más allá de mis habilidades y torpezas", ha asumido, lo importante es lo que aprueba el recién estrenado Ejecutivo.

A partir de ahí, mucha crítica política hacia "los que no luchaban contra la la libertad" como él, que lleva desde 1976 en esta batalla por defender la democracia en España. Y, hablando de años, ha recordado que la actitud de la oposición solo quieren "atacar 140 años de honradez del PSOE". En particular, ha alabado al presidente socialista, Pedro Sánchez, porque si él sufre ataques, dice que no se puede imaginar lo que aguante el jefe del Ejecutivo. "Es el mejor momento para ponerse en la piel del otro y ahí está nuestra capacidad de unidad como partido", ha subrayado. 

"Si a uno le molesta esta tontería imaginaos el aguante que tiene el presidente del Gobierno, que es diario, que es tremendo, la que lleva años aguantando", ha agregado Ábalos, que ha insistido en que la gran fortaleza del PSOE "radica en su unidad" y en que este tipo de críticas furibundas son un "síntoma de debilidad" de la oposición. "Yo no he venido aquí a agradar a la derecha. Yo he venido aquí a no decepcionar a nuestros votantes y a nuestros electores de la izquierda", ha zanjado el ministro, según recoge Efe.

Entre ellos, Ábalos ha respondido directamente al alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, quien el viern4es compartió en sus redes sociales un vídeo del ministro sobre este asunto bajo el título "La cara es el espejo del alma". "Es lo que tiene no tener espejos en casa", ha replicado esta mañana el responsable de la cartera de Fomento, que ha dicho estar "flipado" con la posición mantenida por los líderes del PP respecto de este tema.

En un plano más general, Ábalos ha lamentado que sea la ultraderecha quien esté situando el debate político en la oposición, ya que en el PP están "absolutamente condicionados" y "van a remolque con la agenda de Vox", dado que insisten en legitimar sus posiciones más extremas mientras sobreactúan ante cada movimiento del PSOE y del Gobierno central. "Pierden, pierden, pero parece que no. Que los que perdemos somos los que ganamos", ha manifestado, poco antes de sentenciar que "lo más importante en esta vida es saber cuál es tu sitio" y que, en su caso, es el opuesto a la derecha.

EXTERIORES SE DEFIENDE

Por su parte, la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, ha insistido más en la línea más templada y ha defendido este sábado que la postura española respecto a Venezuela deber ser la de favorecer que en ese país se celebren "unas elecciones libres, transparentes y democráticas", en lugar de contribuir a "polémicas estériles". Tras reunirse con el presidente canario, Ángel Víctor Torres, la ministra ha recalcado que tanto en este asunto, como en el 'brexit', como en la delimitación de las aguas marítimas de Marruecos, "lo que le importa es que haya una posición de Estado", que es lo que proporcionará a España "fuerza para hablar con determinación e impacto en nuestras relaciones internacionales".

"La posición de España es contribuir a que se celebren unas elecciones libres, transparentes y democráticas, en las que el pueblo venezolano decida cómo quiere gobernarse para el futuro. Ahí es donde España tiene que estar, no en polémicas estériles", ha dicho González Laya, horas antes de reunirse en Madrid con Juan Guaidó en su condición de "presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela y presidente encargado de Venezuela".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING