Viernes, 19.07.2019 - 23:15 h
No cree que vaya a producirse

Abascal: "El Gobierno no va a exhumar a Franco, todo lo que dicen es propaganda"

El presidente de VOX, Santiago Abascal, y el candidato a la presidencia de la J
Santiago Abascal no cree que se acabe exhumando a Franco - EP

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha opinado este viernes que los restos del dictador Francisco Franco no serán exhumados de la Basílica del Valle de los Caídos y ha recalcado que el Gobierno "solo busca promocionarse" insistiendo en esta medida, que espera llevar a cabo en los próximos meses.

"Doy por hecho que no se producirá, es solo propaganda del Gobierno", ha señalado el líder de Vox en una entrevista en Antena3, recogida por Europa Press. Según ha explicado, en alguna ocasión ha acudido al Valle de los Caídos, aunque enmarca sus visitas en un interés cultural. "Cuando voy no acudo a la tumba de Franco, acudo a visitar el monumento que es excepcional", ha señalado.

Para Abascal, el Valle de los Caídos es un lugar "impresionante", tanto desde el punto de vista arquitectónico como por el enclave natural en el que se haya, en la madrileña sierra de Guadarrama

Por otro lado, el líder de Vox se ha referido al acuerdo alcanzado con el PP para darles su apoyo en la investidura de Juanma Moreno y ha exigido a los dirigentes de Ciudadanos que no "insulten" ni traten de "estigmatizar" a su formación política, ya que su apoyo es imprescindible para que el Parlamento andaluz pueda ir sacando adelante las medidas pactadas para la investidura.

"¿O piensan recurrir al PSOE?", ha preguntado Abascal después de que el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, minimizase el alcance del acuerdo firmado entre el PP y Vox y llegara a tildarlo de "papel mojado". "Entonces su acuerdo también es papel mojado, porque ¿cómo lo van a aprobar? -se ha preguntado el líder de Vox recordando que, sin los votos de sus doce diputados, PP y Ciudadanos tendrían que recurrir al PSOE para sacar adelante sus medidas-. El que va de farol es Rivera, tiene que hablar con claridad".

En la negociación para la formación del Gobierno andaluz, Abascal ha reconocido como un error haber dicho desde el primer día que Vox no sería un "obstáculo" para impedir que el PSOE siguiera gobernando en la Junta, ya que cree que eso llevó a algunos partidos a pensar en ellos como un "felpudo" al que poder "pisotear". Por ello, en la negociación con el PP plantearon su programa de máximos, consiguiendo que fuera conocido por una gran parte de la población y logrando además algunos compromisos de los 'populares'. "No somos un partido marciano y fuera de la realidad, sabemos que en democracia hay que pactar y transigir", ha explicado Abascal negando que hayan cedido en sus principios y celebrando los "triunfos" alcanzados, como por ejemplo cree que ha sido en materia de inmigración.

Espera que el PP no haga trampas

Ahora, espera que el PP no les haga "trampas" o les engañe "con la letra pequeña" en asuntos como la Consejería de Familia, respecto a la que ya Ciudadanos ha defendido matices. "Nosotros vamos a ser serios y vigilar de manera muy atenta el cumplimiento del pacto", ha avisado. A juicio de Abascal, Ciudadanos mantiene esta actitud porque "ha tenido que inventarse los extremos" para poder situar a su formación en un "centro inventado que no existe". "Sistemáticamente tiene la necesidad de dejar a Vox en una esquina", ha lamentado recordado que su candidato a la Alcaldía de Barcelona, Manuel Valls, llegó a proponer un cordón sanitario.

El presidente de Vox ha sido en este punto muy duro con la formación naranja por dejarse "humillar" por el Gobierno francés de Emmanuel Macron, que dijo seguir con atención las negociaciones en Andalucía. A su juicio, es "dramático" que Ciudadanos se haya convertido en un partido "de obediencia francesa".

Frente a esto, Abascal ha reconocido que Vox tiene "interlocución" con partidos de otros países, como Francia o Alemania, con los que coincide "parcialmente". Sin embargo, ha dejado claro que su formación "solo responde a los intereses de los españoles" y de sus votantes y no va a dejar que nadie le diga nunca con quien debe pactar.

Lamenta que los hombres vayan al calabozo por una denuncia

Por otra parte, ha mostrado su rechazo a que "muchos" hombres tengan que "padecer" pasar en el "calabozo" todo un fin de semana por una "simple" denuncia, algo que cree que se ha convertido en "una práctica en los procesos de divorcio". Al ser advertido de que la Fiscalía General del Estado cifró en un 0,01%las denuncias falsas por violencia machista, Abascal ha sostenido que su formación "maneja otros datos" y ha hablado de un 87% de denuncias que no acaban en condena. "Habrá muchas mujeres que han denunciado a un hombre y no han podido probarlo. Pero también está el otro caso", ha insistido.

En este sentido, ha negado tener "poca sensibilidad" con las víctimas de violencia machista y ha defendido que su objetivo es "defender a todas las víctimas de cualquier tipo de violencia", para lo que su formación reclama la aprobación de una ley de violencia de familiar y la derogación de la ley de violencia de género.

Abascal ha recordado que él estuvo amenazado por ETA y ha recurrido a esta experiencia para poner un ejemplo sobre las denuncias de las mujeres: "¿Se imaginan que hubiera una ley que me habilitara para ir por la calle acompañado de policías señalando a mis vecinos? Ese es de ETA, ese es de ETA, ese es de ETA. ¿Y que solo por mi palabra se les detuviera? Queremos una ley justa", ha argumentado.

A su juicio, el "problema" en este asunto es que España está sujeta a "totalitarismos" por los que no se permite "discrepar y se "estigmatiza" al disidente. "Pero hay mucha gente que no acepta esos mantras progresistas", ha avisado el líder de Vox sobre asuntos como la inmigración o la violencia de género. También ha incluido en este apartado las leyes LGTB, que ha asegurado que no son compartidas por todos los gays, "muchos de ellos de Vox".

Además, Abascal ha reconocido que su formación no puso su postura sobre violencia de género como una línea roja en la negociación para el Gobierno de Andalucía porque sabían que los otros partidos no la iban a aceptar y priorizaron facilitar el cambio tras 36 años del PSOE en la Junta.

Sin embargo, sí que ha revelado que cree que el PP tuvo un "cambio de criterio", ya que algunas declaraciones de su presidente, Pablo Casado, aventuraban que estaban abiertos a cambios y sin embargo después se negaron a cualquier negociación. "El PP ha sucumbido a la presión mediática y política", ha lamentado Abascal.

El líder de Vox ha explicado que su propuesta va más allá y quiere también "proteger a las mujeres de la violencia de los criminales sexuales", un tipo de delincuentes que a su juicio no tienen rehabilitación y para los que ha propuesto la cadena perpetua. "No poder salir jamás", ha dejado claro en relación a los delincuentes sexuales que además cometen asesinato.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios