Lunes, 12.11.2018 - 19:16 h
David contra Goliat

El abogado que ha ganado a la banca, tras revocarse el fallo: "Ha habido presiones"

El letrado Ramón Casero todavía tiene otros siete recursos, también de la EMV de Rivas, pendientes de resolución en la misma Sala.

Ramón Casero
El abogado Ramón Casero, en un simposio de la Universidad de Comillas. / UPC

Han sido muchos años de litigio pero el esfuerzo ha dado su recompensa, por efímera que pueda llegar a ser. Ramón Casero se ha convertido en el abogado del momento tras conseguir que el Tribunal Supremo le diera la razón y fallara que son los bancos los que deben abonar los gastos de las hipotecas. No obstante,la inédita decisión del alto tribunal de paralizar la ejecución del fallo apenas 24 horas después de conocerse el mismo, se debe, según considera, a presiones del entorno.

Aunque su victoria en este procedimiento ha pillado por sorpresa a los bancos e incluso hasta el presidente de la Sala que lo emite, Luis María Díez-Picazo, el letrado ha asegurado en declaraciones a La Información que si el tribunal enjuciador aplicaba la legislación vigente en el estudio de este recurso, el resultado no podía ser otro que el de darle la razón a la Empresa Municipal de la Vivienda (EMV) del Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid.

Y precisamente por ese motivo instó a sus empleados a llegar hasta el final con el caso, cuyo origen se remonta 18 años atrás. Casero tenía la intuición de que el cambio de percepción en la sociedad y posteriormente en la legislación en torno a las cláusulas suelo -que el Supremo acabó anulando por abusivas- o a los desahucios, igualmente regulados, promovería también una nueva corriente en lo que respecta a estos gastos hipotecarios que afectan a ocho millones de ciudadanos, según Adicae.

No obstante, el suyo ha sido un procedimiento judicial no exento de problemas, que empezaron desde el mismo momento en que se presentó este recurso contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad de Madrid (TSJM) de junio de 2017. De hecho, interpuso hasta un total de ocho recursos relacionados todos ellos con la liquidación de impuestos de actos jurídicos de la EMV de Rivas, solo que relativos a diferentes ejercicios.

El tribunal de la Sala de Admisiones, integrado por Díez-Picazo, tumbó dichos recursos, lo que le llevó a interponer un incidente de nulidad. Ahí es donde dio en la clave el letrado puesto que mencionó que existe una sentencia de la Sala de lo Civil del mismo órgano judicial con fecha de 23 de diciembre de 2015 que recoge que cargar al comprador el impuesto deudor hipotecario atenta contra la normativa que existe a nivel de la Unión Europea.

Finalmente fueron admitidos a trámite, si bien en ese 'impasse' de tiempo de su estudio, en concreto en marzo de este mismo año, la Sala de lo Contencioso se pronunció sobre este asunto concluyendo que es el cliente el que debe hacerse cargo del pago de los impuestos de las hipotecas. Este cambio con respecto a la sentencia que él había mencionado en sus escritos de casación le llevó a solicitar una vista pública para defender su argumentario. 

¿Qué pasará con los otros siete recursos?

En esta vista, que se celebró en septiembre del año pasado, se analizaron cuatro de los ocho recursos. La ya histórica sentencia de este jueves se produce como respuesta a uno de ellos y revoca el fallo de marzo. Sin embargo, poco le ha durado la alegría al letrado puesto que este mismo viernes el alto tribunal anunció en un comunicado sin precedentes que dejaba en el aire la aplicación de esta doctrina. Por tanto, hasta que no se reúna el Pleno de la Sala, no queda nada claro en qué línea irá la deliberación de los otros siete restantes.

Al respecto, Casero es rotundo: “La sentencia es firme. Se puede aclarar el fallo pero no cambiar”, explica. A su juicio, los 31 magistrados que se sentarán en el Pleno previsiblemente esta semana que viene a tenor de la trascendencia del asunto tienen un margen de actuación “mínimo” si lo que pretenden es evitar que se aplique esta jurisprudencia. De hecho, va más allá y asegura que si en el resto de sus pleitos pendientes el tribunal difiere de su pronunciamiento inicial, se produciría una “falta de garantías”.

Y esto es así porque sobre su recurso se pronunciaron los seis los magistrados que integran la Sección Segunda de esta Sala, que es la competente para revisar todo lo relacionado con impuestos; mientras que en el Pleno convocado van a tener voz y voto los 31 magistrados que forman parte de lo Contencioso-Administrativo, incluido el presidente.

“No quise hacer ruido mediático”

A su juicio, este giro inesperado que comunicaba el Tribunal Supremo el viernes a mediodía, apenas 24 horas después de dar a conocer sus conclusiones sobre este asunto, se debe a que han existido muchas “presiones” del entorno y todo pese a que él nunca ha querido hacer mucho ruido mediático durante este tiempo, precisamente para evitar injerencias ajenas “desde el primer momento”.

Su percepción de lo ocurrido es que el sector de la banca, que el mismo jueves perdió 4.800 millones de capitalización, estaba “muy tranquilo” con el criterio del Supremo establecido el pasado marzo y que cargaba a los clientes el pago de estos gastos.

Aunque el alto tribunal ha acordado dejar sin efecto todos los señalamientos sobre el resto de sus recursos, lo cierto es que el abogado no pierde la esperanza. Es más, reconoce que ha recibido muchas felicitaciones desde este jueves por parte de personalidades del mundo de la política y de su entorno más cercano, que fue, curiosamente el que le informó de que el Supremo le daba la razón al enterarse de ello por la prensa.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios