Domingo, 18.08.2019 - 01:48 h
"Se ha vulnerado de forma clara y concisa la presunción de inocencia"

El abogado de La Manada desacredita a la víctima: "Simplemente debió decir 'no'"

Agustín Martínez apunta que "no eran cinco lobos que iban rodeando a una chica" sino que ella encabezó el grupo y que fue consentido.

Agustín Martínez
Agustín Martínez en la vista que acoge hoy el Tribunal Supremo. / EFE. 

No hubo violación y no fueron hechos delictivos. Este ha sido el alegato expuesto por el letrado Agustín Martínez en su intervención durante la vista que acoge el Tribunal Supremo en la que ha centrado su relato en desacreditar la versión de la víctima de La Manada. El abogado de los cinco condenados por delito de abuso sexual por los hechos ocurridos en la Fiesta de San Fermín en el año 2016, ha apuntado que "no hubo miedo, ni dolor ni daño" y que "simplemente tenía que decir que no".

El letrado de José Ángel Prenda, Ángel Boza, Antonio Manuel Guerrero, Alfonso Jesús Cabezudo y Jesús Escudero ha arrancado su alegato recordando la respuesta social que tuvo la sentencia de la Audiencia Provincial de Navarra de abril de 2008 la cual descartó que los hechos ocurridos fueran tipificados como delito de agresión sexual. "Desde el comienzo de la instrucción hemos tenido que pelear de manera constante contra lo que entendíamos que eran sistemáticas vulneraciones de derecho", ha dicho.

De hecho, ha puesto como ejemplo la filtración de conversaciones de Whatsapps de los condenados las cuáles, según considera, "ha hecho que la opinión pública tuviera un criterio diferente" y que influyó tanto en la resolución de la Audiencia provincial como en la posterior confirmación del Tribunal Superior de Justicia de Navarra.  "¿Alguien se ha preguntado qué pasaría si esta sala dictara sentencia absolutoria?", se ha preguntado el letrado para insistir en que las relaciones sexuales mantenidas aquella madrugada fueron consentidas. 

"La chica había decidido mantener relaciones con cinco chicos. A partir de ahí se inicia un relato en el cual de nuevo nada coincide con la realidad de los hechos probados. La chica cuando presentó la denuncia indicó que le habían agarrado por los brazos fuertemente y le habían introducido en el portal tapándole constantemente la boca e impidiéndole que pidiera ayuda. Esa descripción de los hechos supondría indefectiblemente condena por agresión sexual. El único problema es que ella cuando entró a la sala cambió su declaración y dijo que llegó (al portal) de la mano", ha rebatido Martínez.

A diferencia de la tesis mantenida por la Fiscalía, que ha insistido en estos tres años de litigio judicial que se sometió a los hechos para evitar males mayores teniendo en cuenta la diferencia de edad y que eran cinco frente a uno, el abogado ha insistido que no se produjo por parte de la joven ningún "grito desgarrador" que hubiera hecho denotar su negativa a tener relaciones sexuales en un portal de la ciudad. "No hubo elementos de agresión sexual y tampoco ninguno de los elementos que determinan el abuso sexual", ha insistido Martínez. "¿Qué tenía que hacer la denunciante? (...) Simplemente decir 'no'", ha sentenciado.

El tribunal delibera ya el fallo

En el turno de réplica la representante del Ministerio Fiscal se ha referido al episodio del robo del móvil de la joven que le sustrajo el miembro de La Manada Antonio Manuel Guerrero para arremeter contra la versión de su letrado acerca de que lo hizo por motivos económicos; en respuesta la fiscal le ha afeado que éste no era el verdadero interés porque luego se despojaron del mismo. "¿Qué juerga acaba con una persona tirada en un portal a las 3 de la mañana desnuda y robándole un teléfono móvil quitando la tarjeta?", se ha cuestionado. 

A su juicio, no es casual que de todos los condenados fuera el guardia civil el que le sustrajera el teléfono puesto que, de acuerdo con la versión de la Fiscalía, su intención era "ralentizar la petición de auxilio". "Este es un dato muy patente de que las relaciones que se mantuvieron en ese habitáculo en absoluto fueron consentidas", ha apostillado la fiscal tras la cual el tribunal que integran cinco magistrados de la Sala de lo Penal ha dejado el juicio visto para sentencia y se ha retirado a deliberar el fallo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios