Martes, 13.11.2018 - 18:00 h
Por intento de robo y atentado a la autoridad

El abogado de Ángel Boza (La Manada) se plantea abandonarle tras su detención

Agustín Martínez, abogado de cuatro de los miembros de La Manada, no cree que le retiren la libertad condicional.

Abogado de La Manada
Agustín Martínez, abogado de La Manada

El último problema con la Justicia en el que se ha visto envuelto Ángel Boza, miembro de La Manada, podría dejarle sin abogado. El sevillano fue detenido este miércoles por la presunta sustracción de unas gafas de sol en un centro comercial del centro de Sevilla y arremeter con su coche contra los vigilantes de seguridad. Ha pasado la noche en la comisaría de la capital andaluza y pasará en breve a disposición judicial, mientras toda España se pregunta si esto le devolverá a la cárcel.

Este jueves, su abogado, Agustín Martínez -que también defiende a otros tres de los cinco integrantes de La Manada- ha asegurado que no cree que este presunto delito pueda arrebatarle la libertad condicional, "ya que esto no tiene nada que ver con la sentencia de la Audiencia Provincial de Navarra sobre delitos sexuales". Si bien ha admitido que, por el momento, desconoce los hechos porque no ha podido hablar con su defendido.

En declaraciones a 'Espejo Público', Martínez se ha mostrado disgustado por el comportamiento de Boza, aunque ha recalcado que él ni es su padre ni su hermano "para decirle lo que tiene que hacer". Quienes estarían muy enfadados con él serían los otros cuatro integrantes del grupo, "porque ahora se van a ver de nuevo perseguidos por cámaras cuando vayan mañana al juzgado a firmar". 

En cualquier caso, este hecho sí podría dar por terminada su relación profesional con Boza. Así lo ha deslizado el letrado, quien ha avanzado que valorará qué hacer a partir de ahora. "Voy a esperar a ver qué ha ocurrido y tomaré la decisión oportuna", ha señalado en la entrevista, en la que ha insistido en que él les planteó a sus cuatro clientes la necesidad de que cumpliesen estríctamente el auto de libertad condicional para que no tuvieran que volver a prisión.

"Tendrá que apechugar con su responsabilidad"

Martínez ha recalcado que, por el momento, Ángel Boza es inocente hasta que no se demuestre lo contrario, aunque sí ha reconocido que, de demostrarse los hechos, "tendrá que apechugar con su responsabilidad". "Ni sus amigos ni yo somos responsables de este hecho, sino él. Esto entra de la lógica de cada persona, yo no puedo decirle qué debe hacer", ha recalcado el abogado visiblemente molesto.

Aunque ha mantenido que no cree que esto pueda revocarle la libertad condicional, sí ha apuntado que puede existir una responsabilidad remota si se toman los hechos como de elevada gravedad. Si bien ha insistido en esperar a conocer de primera mano qué ocurrió el miércoles por la tarde, para lo que se desplazará a la Comisaría de Sevilla donde Boza sigue detenido. 

"No sé por qué lo ha hecho. No creo que tenga ningún tipo de justificación, pero de momento sigue siendo inocente y habrá que ver las pruebas que hay en su contra", ha comentado. En cuanto a si podría ir conduciendo sin el carnet, Martínez ha señalado que, por lo que le ha transmitido su familia, cuando Boza salió de la cárcel fue a la Dirección General de Tráfico a recoger su carnet y tenía cuatro puntos, por lo que podía conducir sin problemas.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios