Domingo, 22.09.2019 - 01:56 h
"Me han vendido una cosa que es falsa" 

Accionistas de Bankia al tribunal: "Nos sentimos estafados. Fue una mentira"

Los perjudicados por la salida a bolsa invirtieron por la confianza a sus gestores y la publicidad mediática a favor de la operación.

Bankia
Accionistas aseguran que los empleados de las sucursales les animaron a comprar. / EFE.

"Nos sentíamos estafados o engañados por parte de la entidad que nos había ofrecido una cosa y luego al final fue una mentira". Así se ha pronunciado uno de los afectados por la salida a bolsa de Bankia ante el tribunal de la Audiencia Nacional que escucha por primera vez su versión acerca de la compra de títulos la cual que, según ha expuesto, se produjo en muchas ocasiones por recomendación expresa de los directores de las sucursales en las que tenían depositados sus ahorros.

Las campañas de publicidad y los consejos de los propios empleados de Bankia fueron, según han expuesto los acusados, los principales motivos por los que se animaron a participar en esta operación, de acuerdo con el relato prestado por los perjudicados que han explicado que denunciaron ante este órgano judicial porque desde la entidad no les ofreció soluciones cuando se desplomó el valor de los acciones. "¿Contempló la posibilidad de que las acciones bajaran?" han insistido los abogados de las acusaciones a lo que ellos han respondido: "Siempre se contempla pero no a nivel de tener 1.600 acciones y quedarme con 160. No me entraba en la cabeza", ha respondido.

"Yo rescaté la parte de mi inversión más el 1%. El perjuicio económico es relativo pero sí lo tengo a nivel moral al sentirme engañado por una entidad en la que yo tenía confianza", ha expuesto otro de los afectados el cual, según ha detallado, es cliente de Caja Madrid desde la década de los 70. Con todo, han explicado que no estudiaron los documentos firmados así como tampoco el folleto informativo porque confiaban en los empleados de las sucursales. "Ellos mismos nos decían que iban a comprar", ha relatado uno de ellos apuntando que la información financiera de la que dispusieron fue contrastada 'a posteriori' y "no se correspondía con la realidad".

Hasta la presidenta del tribunal, la magistrada Ángela Murillo, se ha interesado en saber qué mensajes les trasladaron los directores de las sucursales en relación a este producto financiero que se comercializó sin la debida advertencia a los inversores acerca del riesgo que entrañaba, según mantiene la Fiscalía Anticorrupción. De hecho, la representante del Ministerio Público, Carmen Laúna, ha puesto el foco en la campaña publicitaria que puso en marcha la entidad y en la "trascendental rebaja" que sufrió el precio de la acción puesto que aunque se fijó en 4,41 euros, finalmente se vendió a 3,75.

El letrado que ejerce la defensa de la entidad, por su parte, se ha interesado en saber si los inversores conocían al detalle la información que incluía el folleto informativo de la OPS y que recogía los detalles relativos a la integración de las siete cajas que dio lugar al SIP, los estados financieros de Bankia correspondientes al primer trimestre de 2011 -año de la salida a bolsa- y  la existencia de provisiones. "¿Recuerda que en el folleto se hablaba de que la realidad no puede cumplir a veces las expectativas?", ha preguntado un letrado a lo que el perjudicado le ha respondido que simplemente se le explicó que la inversión iba a reportar un beneficio pero no se le mencionaron los riesgos de la misma.

"No tengo estudios; confiaba en ellos"

La cantidad invertida varía en función de cada accionista puesto que hay casos en las que no pasaban de 1.000 euros mientras que en otros alcanzaron los 3.000, de acuerdo con sus relatos. "Ellos me decían que estábamos en la mejor sucursal que había. Yo de esas cosas no sabía. no tengo estudios; yo confiaba en ellos plenamente", ha manifestado otro de los testigos el cual ha apelado al "sufrimiento" suyo y de su familia tras el desplome de las acciones puesto que vieron cómo se quedaban "sin el dinero ahorrado". Otro incluso ha recordado que se animó a participar teniendo en cuenta además que el presidente del banco era el exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato.

Precisamente la indemnización ante las inversiones perdidas ha sido una de las cuestiones clave a lo largo del procedimiento. Ya en el arranque del mismo, el abogado que defiende a la entidad expuso que se habían devuelto cerca de 1.900 millones de euros a unas 225.100 cuentas inversoras. Igualmente buscaron la salida de la vista oral de aquellos personados que ya habían recuperado sus ahorros. De acuerdo con su versión solo tendrían derecho a seguir litigando por la vía penal un total de 205 personas físicas y 4 jurídicas pendientes de recuperar las cuantías invertidas y que en su conjunto suma una cifra ligeramente inferior a los dos millones de euros. Con todo, el tribunal denegó su pretensión y mantuvo en el procedimiento a las acusaciones personadas.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios