Acusado de matar a vecino de dos puñaladas en Granada dice que fue accidental

Un hombre acusado de matar a su vecino de dos puñaladas tras una discusión en Pinos Puente (Granada), para quien la Fiscalía pide doce años de cárcel, ha declarado hoy que la muerte fue accidental tras un forcejeo.

Granada, 10 sep.- Un hombre acusado de matar a su vecino de dos puñaladas tras una discusión en Pinos Puente (Granada), para quien la Fiscalía pide doce años de cárcel, ha declarado hoy que la muerte fue accidental tras un forcejeo.

La Audiencia de Granada ha iniciado hoy el juicio con jurado popular contra Manuel J.C., acusado de un delito de homicidio por el que la Fiscalía solicita para él doce años de cárcel.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 15.00 horas del 10 de abril del año pasado, cuando el acusado comenzó una discusión con su víctima que se saldó con la muerte de Alfonso, que recibió dos puñaladas.

El acusado ha subrayado que los dos, vecinos de Pinos Puente, se agredieron mutuamente y que la muerte de Alfonso, casado y con cuatro hijos, fue accidental y no premeditada.

El Ministerio fiscal ha calificado los hechos de homicidio, mientras la acusación particular ha considerado que responden a un delito de asesinato al considerar que existió alevosía, y ha pedido 20 años de prisión para el acusado.

La defensa de Manuel J.C. ha alegado que los hechos responden a la legítima defensa del acusado, por lo que ha reducido la petición de pena a cinco años de cárcel.

El acusado ha negado que portara el cuchillo con el que fue apuñalada su víctima y ha detallado que las dos heridas respondieron a un forcejeo durante la disputa.

Según el escrito del Ministerio público, al que ha tenido acceso Efe, hubo una discusión que se detuvo momentáneamente tras la intervención de un vecino de los dos implicados, tras la que el acusado se hizo con un cuchillo y, "con ánimo de acabar con su vida", asestó dos puñaladas a su víctima.

La autopsia determinó que una de las lesiones, en la zona costal, afectó a los dos lóbulos del pulmón izquierdo, lo que le ocasionó la muerte sin que nada pudieran hacer los servicios sanitarios.

La perito forense ha detallado durante el juicio que la víctima carecía de heridas defensivas y que tanto el fallecido como el acusado presentaron heridas compatibles con un ataque.

Ha destacado además que las heridas de las dos puñaladas resultan compatibles con tener los brazos alzados, ya que el acusado intentó defenderse interponiendo entre su cuerpo y el acusado una pequeña bicicleta, y que el arma empleada era de grandes dimensiones.

Durante la primera sesión del juicio han declarado además la mujer del fallecido y la exmujer del acusado, así como algunos testigos que presenciaron la discusión inicial.

La acusación ha sumado a su petición de cárcel la de 120.000 euros en concepto de responsabilidad civil para la viuda y los cuatro hijos de la víctima, en un juicio que continuará mañana en la sala Segunda de la Audiencia de Granada.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING