Miércoles, 13.11.2019 - 18:46 h

El aeropuerto de Huesca recibió 31 pasajeros comerciales en un año y costó 40 millones

Este aeródromo ha registrado en total 95 pasajeros (si se suman los militares a los civiles) lo que hace una media de 0,26 pasajeros al día durante 2016. Prácticamente sus instalaciones son utilizadas para escuela de pilotos.

Allí trabajan 12 personas. Los viajeros comerciales que aterrizaron en la terminal aérea durante el pasado año lo hicieron en vuelos privados (avionetas, en general, con una capacidad de una a cinco plazas).

Acceso al aeropuerto de Huescas-Pirineos.

El aeropuerto de Huesca - Pirineos, en Aragón, ha registrado el tráfico de 31 pasajeros comerciales en todo 2016, y de 95 en total (si se suman militares y de otra índole), según ha confirmado Aena a lainformacion.com. Esta cifra arroja, de media, 0,26 pasajeros al día durante el pasado año, lo que implica un descenso de pasajeros de -60,7% respecto a 2015. Inaugurado hace menos de una década, esta infraestructura ha costado a las Administraciones públicas 40 millones de euros.

Te puede interesar: Ciudad Real no es el único 'aeropuerto fantasma' en España

El aeropuerto de Huesca ya venía cayendo en picado año tras año por poca afluencia de pasajeros. En 2014 tuvo 262; en 2015, 242, y en 2016 la cifra no ha alcanzado ni el centenar. Obviamente, es el menos utilizado del país en el segmento de la aviación comercial, por debajo incluso del helipuerto de Algeciras, que en 2015 recibió sólo a 15 pasajeros, pero el pasado año ha conseguido reunir 136.

Te puede interesar: Vendido por 56,2 millones de euros un aeropuerto "fantasma" en España

Cuando fue inaugurado, en abril de 2007, las previsiones indicaban que el aeropuerto de Huesca-Pirineos iba a tener 160.000 pasajeros al año. De esas proyecciones a la realidad, existe un abismo. En más de una ocasión las autoridades aeroportuarias intentaron 'resucitar' de algún modo esta infraestructura. En la actualidad trabajan en sus instalaciones 12 personas. Los 31 pasajeros comerciales que han aterrizado allí el pasado año lo han hecho a bordo de vuelos privados (principalmente avionetas con capacidad de una a cinco plazas).

Hace cinco años, por ejemplo, ante los abrumadores números rojos y la escandalosa falta de actividad en las instalaciones, se puso en marcha en Aragón un grupo de trabajo para pensar qué hacer con el aeródromo y qué hacer para evitar su cierre después de haber costado 40 millones de euros y de haber acumulado decenas de millones de euros en pérdidas. Evidentemente, nadie ha encontrado aún la solución.

Portavoces de Aena han manifestado a lainformacion.com que "en la actualidad, en el aeropuerto no opera tráfico comercial de pasajeros, siendo el tráfico, prácticamente en su totalidad, de aviación general, escuela de pilotos y de Estado, con un número elevado de operaciones del helicóptero de servicio de rescate de montaña de la Guardia Civil. En la red de Aena hay otros aeropuertos que no operan vuelos comerciales y en los que también están basadas escuelas de pilotos, aviación privada y deportiva, como Madrid-Cuatro Vientos, Sabadell o Son Bonet".

Por este motivo, el de Huesca-Pirineos es prácticamente un aeropuerto que sirve como escuela de pilotos y además tiene otras finalidades secundarias (como el mantenimiento de aeronaves): "El aeropuerto ha pasado de 2.632 movimientos de aeronaves en 2015, a 4.684 en 2016, lo que supone un aumento del 77,9%", ha advertido Aena. 

En abril de 2015, la empresa Escuadrone firmó un contrato con el Aeropuerto para el alquiler de un edificio destinado a la formación en el manejo de drones y según ha ido desarrollando su actividad ha alquilado otras dependencias, siempre según Aena. "El uso de las instalaciones para este fin se realiza de acuerdo con lo establecido en la normativa vigente sobre drones y es compatible con el resto de actividades del aeropuerto".

El aeropuerto "también está disposición de la escuela de pilotos Airways Aviation, que opera con el propósito de formar pilotos de aerolíneas comerciales, unas instalaciones, talleres y hangares, de alta calidad. De este modo, se consolida la actividad de esta escuela inglesa en Huesca-Pirineos, que comenzó el año pasado con un acuerdo firmado entre Aena y Atlantic Flight Training Limited, denominada actualmente Airways Aviation Spain", señala Aena.Otros aeropuertos casi 'fantasmas'

Pero el de Huesca no es el único caso con escaso tráfico de pasajeros. También hay otros muy preocupantes, como los aeropuertos de Logroño, León y Albacete. Por el de Albacete sólo pasan 1.277 personas al año -poco más de 3 personas al día-, y ha perdido un 5,5% de su afluencia en el último año. La ampliación del de León (se invirtió en la construcción de una nueva terminal y la ampliación de las pistas) demandó más de 80 millones de euros. Pero en 2015 su tráfico se había desplomado un 79,4%. La afluencia actual se sitúa en torno a los escasos 85 pasajeros por día.

No obstante, la realidad de los aeropuertos de AENA, en general, dista mucho de ser la de los mencionados casos.  Entre todos cerraron 2016 con 230.229.523 pasajeros, un 11% más que el año anterior, de los que 161,7 millones realizaron vuelos internacionales, un 12% más que en 2015, y 67,5 millones vuelos nacionales, un
8,8% más.

Según informó Aena, este incremento, que supone un nuevo record histórico superando los 210,4 millones de 2007, se vio favorecido por el excelente desarrollo del sector turístico en el pasado ejercicio. El aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas fue el que registró un mayor número de pasajeros en 2016, con 50,4 millones, un incremento del 7,7% con respecto a 2015.

Le siguen Barcelona-El Prat con 44,1 millones (11,2% más); Palma de Mallorca, con 26,2 millones (+10,6%); Málaga-Costa del Sol, con 16,6 millones (+15,7%); Alicante-Elche, con 12,3 millones (+16,7%), y Gran Canaria, con 12 millones (13,8%).

En cuanto al número de operaciones, en 2016 se realizaron en la red de aeropuertos de Aena más de dos millones de movimientos (2.045.034), un 7,5% más que en el año anterior. Por último, durante el pasado ejercicio se transportaron cerca de 800.000 toneladas de mercancías (795.575), un aumento del 11,2% con respecto al año 2015. Los cuatro aeropuertos que registraron mayor tráfico de mercancías fueron Adolfo Suárez Madrid-Barajas, con 415.773 toneladas (+9%); Barcelona-El Prat, con 132.754 (13,3%); Zaragoza, con 110.563 (+29%), y Vitoria, 52.134 toneladas (+12,4%).

Ahora en Portada 

Comentarios