Afganistán es prioritario para el nuevo ministro británico de Exteriores

  • Londres.- El nuevo ministro británico de Asuntos Exteriores, el conservador William Hague, afirmó hoy que atender la situación en Afganistán es un asunto prioritario en su primer día de trabajo al frente del Foreign Office.

Cameron y Clegg se presentan ante la prensa en Londres tras un histórico acuerdo de coalición
Cameron y Clegg se presentan ante la prensa en Londres tras un histórico acuerdo de coalición

Londres.- El nuevo ministro británico de Asuntos Exteriores, el conservador William Hague, afirmó hoy que atender la situación en Afganistán es un asunto prioritario en su primer día de trabajo al frente del Foreign Office.

En declaraciones a la prensa al llegar al ministerio, Hague dijo que el Gobierno de coalición entre "tories" y liberaldemócratas formará hoy mismo el nuevo consejo de seguridad nacional para analizar las operaciones militares británicas en Afganistán.

"Todos estamos preocupados por la situación en Afganistán y ciertamente una de las primeras cosas que haré cuando entre por esta puerta es recibir información sobre Afganistán. Nuestro nuevo consejo de seguridad nacional se reunirá hoy", agregó.

Explicó que este órgano de gobierno tendrá como objetivo asegurar que haya una integración entre los principales departamentos en decisiones relativas a política exterior y defensa.

Además, el jefe de la diplomacia británica indicó que el nuevo Gobierno quiere contar con buenas relaciones con países del Sureste Asiático, América del Norte y América Latina.

Pero resaltó que la "especial relación" del Reino Unido y EEUU es de "enorme importancia" para el Gobierno británico.

"No estaremos de acuerdo en todo. Pero en asuntos de inteligencia, asuntos nucleares, en diplomacia internacional, en lo que estamos haciendo en Afganistán, es un socio indispensable de este país", resaltó Hague.

El titular de Exteriores se mostró confiado de que el Gobierno de coalición podrá trabajar bien, aunque los dos partidos difieran en cuanto Europa, ya que los liberaldemócratas son muy pro europeos a diferencia de los conservadores.

"No creo que (esta) sea una coalición débil. La prueba de ello estará en ver como trabajamos juntos en la práctica. Pero los presagios son buenos después de las negociaciones en las que yo he participado en los últimos cinco días. La atmósfera ha sido buena", insistió Hague.

El primer ministro británico, el conservador David Cameron, y el "número dos", el liberaldemócrata Nick Clegg, participaron en los últimos días en unas negociaciones maratonianas para alcanzar el acuerdo de coalición, después de que los "tories" no llegasen a obtener la mayoría absoluta en las elecciones generales del pasado día 6.

Los "tories" obtuvieron 306 escaños, pero necesitan 326 para la mayoría absoluta.

Mostrar comentarios