Domingo, 16.12.2018 - 12:14 h
Los analistas se interesan por los nuevos escenarios

El caos político sorprende a Gas Natural y Repsol en pleno cierre de plan estratégico

Cepsa y Red Eléctrica también están diseñando las líneas de negocio de los próximos años bajo la atenta mirada de los fondos

Josu Jon Imaz y Antonio Brufau, CEO y presidente de Repsol respectivamente.
Josu Jon Imaz y Antonio Brufau, CEO y presidente de Repsol respectivamente / EFE

La repetina agitación política provocada por la sentencia del caso Gürtel ha afectado de forma casi inmediata a los sectores más vinculados a las decisiones regulatorias del Gobierno: la banca y las empresas energéticas. A buena parte de estas últimas, el debate las sorprende mientras diseñan sus nuevos planes estratégicos. Gas Natural Fenosa, Repsol o Red Eléctrica de España (REE) se encuentran entre las compañías cotizadas que han de tomar -y anunciar- decisiones empresariales de calado en las próximas semanas. Todo bajo la atenta mirada de los fondos de inversión, con gran peso en el sector energético.

Con el anuncio de moción de censura hubo caídas en bolsa -importantes aunque no dramáticas-, acompañadas de numerosas llamadas de analistas, interesados en conocer de primera mano las impresiones de las compañías cotizadas ante los nuevos escenarios que se abren en el mapa político.

"Son las preguntas normales y razonables para una situación como la actual en España. El tema catalán ha pasado a segundo plano y  les interesa la visión de las empresas sobre posibles alianzas politicas, los nuevos escenarios y sus posibles repercusiones", asegura el portavoz de unas de las compañías energéticas del Ibex 35.

Compañías muy rentables

El interés de los analistas es lógico. Las empresas energéticas están en lo alto de la lista de compañías con mayor rentabilidad por dividendo de la Bolsa. Repsol (0,5 euros brutos), Gas Natural (0,67 euros), Endesa (0,68) o Enagás (0,87) son las empresas que más dividendos van a pagar a sus accionistas las próximas semanas. Y los analistas están ojo avizor.

Gas Natural Fenosa, con un consejo reducido, tiene previsto presentar el nuevo plan estratégico hasta el año 2022 dentro de tres semanas; la petrolera Repsol lo hará el 6 de junio y Red Eléctrica de España (REE) espera culminar próximamente su plan de diversificación con la compra de Hispasat, aunque la operación está bajo la lupa de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC).

Gráfico fondos y redes energéticas.
Gráfico fondos y redes energéticas.

Red Eléctrica prevé invertir 2.113 millones de euros hasta 2019 en aplicación de la segunda mitad de su plan estratégico 2014-2019. Y uno de sus objetivos es la diversificación con la compra de Hispasat.

Las hojas de ruta en diseño tienen en cuenta los posibles nuevos escenarios en España por mucho que alguna de las compañías -caso de Repsol- prefieran hacer hincapié en su dimensión multinacional, con presencia en 37 países y escasa dependencia de actividades reguladas en España. Algunas de las empresas, sostienen las fuentes consultadas, dependen más de los Gobiernos autonómicos que del Ejecutivo central.

Pero no es el caso de Red Eléctrica de España (REE), con un 20% de capital público (SEPI) y con su consejo entreverado de intereses y representación de los dos grandes partidos -PP y PSOE-. En REE no hay presencia de Ciudadanos, el partido al alza según las encuestas. Es un hecho que puede interferir con los deseos de reelección de alguno de los consejeros.

Repsol y las renovables

​Para las petroleras, el momento es importante. Repsol, tras soltar el ancla en Gas Natural con la venta su participación del 20% a CVC,  busca la forma de entrar en nuevos campos como las energías renovables cuando el exhausto Gobierno del PP todavía no ha concretado cuál es la apuesta cómo país para encarar la transición energética.

Fuera del mercado bursátil, y en plena agitación política, otra petrolera, Cepsa, prepara nueva estrategia en España. La impulsa su propietario, el fondo soberano de ABU Dabi, Mubadala. La idea es seguir controlando la compañía, pero vendiendo una participación, probablemente en bolsa.

El fondo propietario de Cepsa es solo uno de los muchos que han tomado posiciones en las compañías españolas de petróleo, gas y electricidad. Lo han hecho atraídas por una rentabilidad interesante y, en algunos casos, como en las empresas propietarias de redes de distribución -REE y Enagás- prácticamente sin riesgo.

Fondos de EE UU (Black Rock), de Reino Unido (CVC), de Qatar, Kuwait (KIA) o Noruega (Norges Bank) participan en un negocio, el transporte y la distribución de energía, que es una actividad regulada por el Gobierno y cuyos beneficios dependen del BOE. Por eso los analistas están muy pendientes de lo que sucede en España. Viven de sus informes y tienen compradores ávidos de información para decidi estrategias. Están en juego beneficios muy jugosos.

 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios