Jueves, 17.01.2019 - 10:45 h
Polémicas declaraciones

Aguirre siente pena de que Rato vaya a la cárcel por 90.000 € "ya devueltos"

La expresidenta de la Comunidad de Madrid critica que solo se hable de él sobre esta cuestión cuando también se confirmaron otras condenas. 

Esperanza Aguirre delcara en el Congreso de los Diputados
Esperanza Aguirre decla en el Congreso de los Diputados / EP

La expresidenta madrileña Esperanza Aguirre ha admitido que le da "mucha pena" que el expresidente de Caja Madrid Rodrigo Rato "posiblemente" vaya a tener que ir a la cárcel por los 90.000 euros de los que se apropió de forma indebida con las tarjetas 'black' de esta entidad, dinero que, en todo caso, "ha devuelto".

Así lo ha dicho en una entrevista en Telemadrid en la que ha asegurado que respeta las decisiones judiciales, como el fallo del Tribunal Supremo que confirmó la pena de cuatro años y medio de prisión que la Audiencia Nacional impuso a Rato por apropiación indebida continuada en el caso de las tarjetas opacas de Caja Madrid.

Una decisión, no obstante, que le da "mucha pena", porque no cree que las cárceles estén "para 90.000 euros" que, además, el expresidente de la entidad y exdirector gerente del FMI "ha devuelto".

Esperanza Aguirre ha criticado que solo se hable de Rato sobre esta cuestión cuando también se han confirmado las condenas a otros implicados en esta causa, entre ellos personas vinculadas al PSOE, Izquierda Unida o los sindicatos.

Un 155 más contundente

Respecto a Cataluña Aguirre ha abogado por aplicar en Cataluña el artículo 155 de la Constitución pero de forma más contundente que hace un año, sobre todo en materias como la educación, la seguridad y los medios de comunicación, donde debe llegarse "hasta el final".

Ha admitido que aunque el PP y ella misma creyeron hace un año que la aplicación del 155 era correcta, "nos equivocamos al pretender hacerlo con el consenso de todos" porque "no pudimos atajar la siembra de golpe de Estado que se dio luego". Bajo su punto de vista, en la aplicación se tendría que haber garantizado el control de los Mossos, la Consejería de Educación o TV3 porque así "se hubiera terminado con ese golpismo presente".

"A Mariano Rajoy y a todos nosotros nos pareció muy bien en ese momento, pero el resultado no ha sido el que creo que tendría que haber sido. Y ahora estamos donde estamos, no sé si peor que el año pasado, pero desde luego no mejor", ha recalcado.

Ha criticado, en este sentido, que se permita que "más de la mitad de la población" de Cataluña, que "se siente española", se considere "olvidada por el Gobierno de su país, que es España", o que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, diga a los CDR -"que no son otra cosa que instituciones violentas", que tienen que "apretar" en sus acciones.

Una situación "insostenible" y "disparatada", como también lo es que el Gobierno de Pedro Sánchez no vea motivos, ha seguido diciendo, para aplicar de nuevo el 155. "A mí no me parece normal lo que está ocurriendo en Cataluña", ha repetido, porque "las leyes están para cumplirse y se está actuado contra el interés de España".

Con lo que no está de acuerdo "en absoluto" es con la posibilidad de tender puentes con los independentistas, porque no se puede hablar o negociar con quienes quieren "romper" y ser "desleales con las leyes y la Constitución".

Con esas personas, ha insistido, "no es posible la distensión, solo la tensión", porque no se puede hablar de diálogo con quien "no se va a mover un ápice de lo que quiere: la independencia empezando por la autodeterminación".

Ahora en Portada 

Comentarios