Aguirre pide una reforma del TC al que critica su falta de independencia

  • La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre ha criticado hoy la "falta de independencia del poder político" que tiene el Tribunal Constitucional (TC), al hacer referencia al caso de Bildu, y ha abogado por la reforma, conversión o supresión del Constitucional en una sala del Supremo.

Madrid, 29 oct.- La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre ha criticado hoy la "falta de independencia del poder político" que tiene el Tribunal Constitucional (TC), al hacer referencia al caso de Bildu, y ha abogado por la reforma, conversión o supresión del Constitucional en una sala del Supremo.

Así lo ha expresado la expresidenta de la Comunidad de Madrid durante la presentación del libro "Regenerar la democracia, Reconstruir el Estado. Un programa de reformas políticas" de Gaspar Ariño, que se ha celebrado en la Asociación de la Prensa de Madrid.

En su intervención, Aguirre ha pedido una reforma de algunas instituciones básicas como el caso del TC, al que se ha referido como una "sala que enmienda la plana al Supremo", lo que se traduce, en su opinión, "en un atentado a los principios más elementales del derecho".

"En los más de 30 años de existencia del TC si algo ha quedado claro de su labor es su falta de independencia del poder político" ha destacado Aguirre, que ha señalado el caso de Bildu como el "más escandaloso" de este Tribunal.

Para Aguirre, el TC "es una institución que de tribunal solo tiene el nombre", ya que para serlo, ha agregado, "tendría que tener la independencia que se exige a los auténticos tribunales de Justicia".

Y ha lanzado una critica a los vocales de esta institución que "se hacen llamar magistrados", cuando en realidad, ha aseverado, "una mínima parte proviene de la carrera judicial", de tal forma que, ha apostillado, "solo una mínima parte podrían utilizar ese nombre".

Por otra parte, Aguirre ha alabado las reformas políticas propuestas por el autor al asegurar que "servirían para atajar la hipertrofia de los partidos políticos que han terminado por invadir todos los resquicios del Estado".

En este sentido, ha abogado por reformar el sistema electoral al apostar por un sistema de circunscripciones, similar al británico, ya que, ha apuntado, "reduciría el peso de los partidos en instituciones y aumentaría el peso de los políticos electos por sus representantes".

Asimismo, ha hecho hincapié en la reforma de la financiación de los partidos políticos que tendría que ser, según Aguirre, "independiente de los presupuestos del Estado", y ha recordado como una de las últimas decisiones que tomó cuando era presidenta de la Comunidad de Madrid fue la de suprimir las subvenciones a sindicatos y partidos políticos.

Mostrar comentarios