Alcalde de Algeciras pide al PSOE que se decante por los intereses españoles

  • El alcalde de Algeciras (Cádiz) y diputado nacional, José Ignacio Landaluce, ha mostrado hoy su rechazo al posicionamiento que está adoptando el PSOE ante el creciente clima de tensión generado con Gibraltar en los últimos días.

Algeciras (Cádiz), 6 ago.- El alcalde de Algeciras (Cádiz) y diputado nacional, José Ignacio Landaluce, ha mostrado hoy su rechazo al posicionamiento que está adoptando el PSOE ante el creciente clima de tensión generado con Gibraltar en los últimos días.

En un comunicado, Landaluce ha recalcado que el conflicto "lo ha suscitado Gibraltar, después de haber arrojado los ya conocidos bloques de hormigón con la clara intención de imposibilitar la pesca a las embarcaciones españolas que rodean la colonia".

Landaluce ha acusado a la alcaldesa de La Línea, Gemma Araujo (PSOE), y a la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, de llevar a cabo una política "de desgastar al Gobierno de España, anteponiendo los intereses de su partido a los de los españoles y defendiendo al también socialista Fabian Picardo", ministro principal de Gibraltar.

"Cenan en casa del ministro principal y al día siguiente defienden sus postulados a capa y espada", ha afirmado el alcalde de la localidad gaditana.

El dirigente popular entiende que "no es momento de buscar protagonismos, y menos de ponerse de parte de quienes están jugando con el sustento de estas familias que viven de la pesca en esas aguas".

"El PSOE, y más concretamente la alcaldesa de La Línea, Gemma Araujo, pretende buscar culpables en el lado equivocado, y antepone sus exigencias al Gobierno de España a las que debería realizar al ejecutivo de Fabian Picardo, que es quien ha empezado todo este conflicto con la clara intención de sacar rédito a sus pretensiones soberanistas sobre el territorio colonial y sobre las aguas que lo rodean", ha señalado.

El también vicepresidente de la Comisión de Exteriores del Congreso entiende que "calificar de bravuconadas las medidas anunciadas por el ministro de Exteriores, José Manuel García Margallo, en defensa de los intereses de España y de los españoles, y mirar para otro lado ante el flagrante atentado que significa el hecho de arrojar esos bloques de hormigón al caladero, es un ejercicio de irresponsabilidad política de gran magnitud".

Landaluce ahonda en que el "máximo exponente" de esa "irresponsabilidad" lo representa "la fotografía de Moratinos en territorio de Gibraltar poniendo al Gobierno de Gibraltar al mismo nivel que los gobiernos de España y Reino Unido".

El alcalde ha recalcado: "Los hechos consumados por Gibraltar, que sí suponen una afrenta a nuestro país, debería ser suficiente como para que todos a este lado de la Verja tuviéramos meridianamente claro quién está utilizando la provocación y en contra de quién lo está haciendo".

Mostrar comentarios