Jueves, 19.09.2019 - 11:22 h
El PSOE le pidió hacerlo "por estética"

La alcaldesa de Móstoles pide disculpas y cesa a su hermana ante las presiones

Estaba en el ojo del huracán tras nombrarla coordinadora de mensajes y redes sociales con una retribución de 52.000 euros.

La alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse, visita unas boras de acerado
La alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse. / AYUNTAMIENTO DE MÓSTOLES

La alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse, revocará el nombramiento de su hermana en un puesto público municipal tras las presiones recibidas desde su propio partido (el PSOE), su socio de Gobierno (Más Madrid Ganar Móstoles) y parte de sus propios vecinos, que en el pregón de las fiestas de ayer abuchearon con gritos de "fuera, fuera" y pitaron a la regidora.

Noelia Posse estaba en el ojo del huracán por algunas de las últimas decisiones que había adoptado en la corporación, que afectaban a familiares directos suyos, y que habían revolucionado al municipio. Posse, en un comunicado ha asegurado que cesará a su hermana "ante la evidencia que la designación no ha sido comprendida por la ciudadanía".

"Asumo la responsabilidad que la ciudadanía me otorga y ceso a la que considero que es una persona capaz, profesional y que hubiese sido un activo incuestionable para esta ciudad. Ha coincidido que es mi hermana", añade Posse.

La alcaldesa afirma que "mi hermana está recibiendo una presión innecesaria que me empuja a tomar esta decisión. (...) Es un acto de humildad y sinceridad. No es una rectificación: es un acto de coherencia después de que la ciudadanía se mostrase en contra de una decisión lícita".

Posse anunció este mismo mes de septiembre el nombramiento de su hermana como coordinadora de mensajes y redes sociales del consistorio, con una remuneración de 52.000 euros. No obstante, ante las presiones recibidas, la regidora se ha visto obligada a torcer el brazo.

La alcaldesa se había defendido desde el principio. Posse siempre ha asegurado no estar "incurriendo en ninguna ilegalidad" y también gozar del respaldo de los ciudadanos para gestionar la ciudad, lo que le obligaría a "rodearse de las mejores personas posibles, cualificadas y de absoluta confianza".

No pensaba igual el secretario general del PSOE-M, José Manuel Franco, que trató de apagar un incendio político en el municipio que podría haberse desbordado. Franco le pidió a Posse que diese marcha atrás por una "cuestión estética" al nombramiento de su hermana. El líder socialista madrileño pidió también a la alcaldesa que hiciese lo mismo con el ascenso de un tío de la regidora, que hasta junio era funcionario del área de Cultura y que ha pasado al cargo de director técnico administrativo de Deportes, con un complemento salarial de "1.607 euros al mes", informa Europa Press. Este último asunto no ha sido abordado por la regidora en su comunicado oficial.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios