A un mes de la nueva Ley de Vivienda

Un informe del equipo de Iglesias refuta el plan del PSOE para bajar los alquileres

Transportes apuesta por imitar el modelo portugués que ofrece incentivos fiscales a propietarios que rebajen sus arrendamientos. Vicepresidencia segunda concluye que la fórmula lusa "es un fracaso".

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, con el ministro de Transporte, José Luis Ábalos en Moncloa
Un informe del equipo de Iglesias refuta el plan del PSOE para bajar los alquileres
J.J. Guillén EFE

El plan que plantea el PSOE para rebajar el precio de los alquileres en las grandes ciudades, esencialmente, no convence en la otra parte del Gobierno, la de Unidas Podemos. Los socialistas pretenden adaptar a la legislación española el modelo portugués, un programa especial que ofrece incentivos fiscales a los propietarios de vivienda que de forma voluntaria decidan rebajar el precio de sus arrendamientos. Pero los morados no están de acuerdo con una iniciativa de este tipo y la rebaten amparándose en un informe que ha elaborado la Vicepresidencia segunda. El documento, titulado "La experiencia de incentivos fiscales en Portugal como medida de contención de los precios del alquiler" y al que ha tenido acceso La Información, califica directamente la fórmula lusa de "fracaso".

El informe de la Vicepresidencia segunda de Derechos Sociales y Agenda 2030 analiza el Programa de Arrendamiento Accesible (PAA) que puso en marcha el país vecino en julio de 2010. En él el Gobierno de Antonio Costa ofrece exenciones en el pago del IRPF o la reducción del IBI a los propietarios que alquilen sus viviendas a un precio reducido en un 20 % por debajo del valor de referencia del arrendamiento. Dicho valor se calcula en base a diversos factores como la ubicación el inmuebles, los metros cuadrados, las instalaciones, la certificación energética y el precio de la zona.

En Portugal estas viviendas con alquileres rebajados son ofrecidas personas con ingresos que no superen los 35.000 euros anuales o 45.000 en caso de constituir una familia. Estos inquilinos no tendrán que soportar una tasa de esfuerzo superior al 35% para poder pagar el arrendamiento. 

Es en este modelo en el que se ha fijado el PSOE para trasladarlo a España pero desde la Vicepresidencia segunda se apunta a que se trata de un sistema que "poco hace para cumplir con su objetivo de dinamizar los alquileres". El informe del departamento de Pablo Iglesias se fija en los datos que ofrece el Ministerio de Infraestructura y Vivienda luso, el homólogo al de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana español que dirige José Luis Ábalos: "Durante el primer año (julio 2019-julio 2020) se celebraron 242 contratos de arrendamiento para 10.417 solicitudes. Es decir, se cubre al 2,3% de las personas que demandan un alquiler asequible".

Según el mismo informe, "el motivo principal del fracaso es que, para los propietarios, los beneficios fiscales que incluye la iniciativa no resultan atractivos y señalan que la tabla de alquileres registra precios muy inferiores a los del mercado, por lo que los ahorros con Hacienda no son suficientes para compensar las pérdidas que implicaría la participación en el programa".

Los inquilinos, por su parte, "constatan que la iniciativa es poco realista, ya que contempla precios máximos demasiado altos, poco ajustados a los bajos salarios que existen en Portugal", concluye el documento de la Vicepresidencia segunda. "A modo de ejemplo, el PAA establece que el precio máximo para un piso de una habitación puede llegar hasta 900 euros, unos cien euros por encima del salario medio portugués".

La propuesta de Unidas Podemos para rebajar el precio de los alquileres la resumió Ione Belarra, secretaria de Estado para la Agenda 2030 en La Información: establecer "mecanismos fiscales o de sanciones para que se puedan bajar los precios". Para los morados la prioridad de la nueva Ley de Vivienda deberían ser los inmuebles de bancos y fondos de inversión, los llamados "grandes tenedores". Un opción que ponen sobre la mesa es aprobar "un impuesto a la vivienda vacía". Otra: los "alquileres forzosos". Es decir, "que tú obligatoriamente tengas que poner en alquiler esa vivienda vacía", detalló la secretaria de Estado en estas páginas.

"Podemos propone varios mecanismos para sacar al alquiler pisos vacíos. Vía fiscal, sanciones o que la legislación regule los alquileres forzosos"

El Gobierno también está estudiando ventajas fiscales para los propietarios de viviendas que las rehabiliten para mejorar su eficiencia energética y, posteriormente, ponerlas en alquiler. Es una propuesta también del PSOE. Los socialistas ya prometieron que si los inmuebles mejoraban dos categorías o más en el certificado energético, las ventajas fiscales se incrementarían. También proponía beneficios impositivos a los alquileres destinados a jóvenes de entre 18 y 30 años.

Mostrar comentarios