Martes, 25.09.2018 - 15:35 h
Posible sucesor de Cifuentes

Ángel Garrido, el eterno concejal que podría acabar gobernando en Madrid

El número 2 de Cifuentes suena con fuerza como presidente interino desde que se destapara el escándalo del máster de la presidenta madrileña

Ángel Garrido muestra su apoyo y cariño a la periodista Mari Pau Domínguez
Ángel Garrido durante una comparecencia. / EUROPA PRESS

[ACTUALIZACIÓN: Ángel Garrido candidato a la investidura en Madrid]

La dimisión de Cifuentes podría aupar hasta la presidencia de la Comunidad de Madrid al que hasta ahora ha sido el portavoz de su gobierno, Ángel Garrido. La predisposición de Ciudadanos, partido que sustenta con su apoyo en el poder al PP, a que siga gobernando la lista más votada,hace que el nombre del portavoz de la Comunidad de Madrid gane fuerza cada día que pasa para suceder a la presiden desde que se destapara el escándalo por el supuesto falseamiento de un Máster por parte de la presidenta madrileña. Nació en Madrid en 1964 y es Ingeniero de Minas por la Politécnica de Madrid.

Desde sus inicios como concejal de distrito, Garrido ha pasado, en sólo unos años, a convertirse en la sombra de Cristina Cifuentes, su portavoz y mano derecha en el Gobierno regional y, ahora además, el poderoso secretario general del PP de Madrid. Garrido, seguidor de UCD en sus inicios, comenzó en política en 1995, en Pinto. Desde 1999 ha sido Concejal Presidente de los distritos de Villa de Vallecas, Latina, Chamberí, Usera y Retiro hasta su nombramiento en 2011 como Presidente del Pleno del Ayuntamiento de Madrid, cargo ejercido hasta junio 2015, fecha en que es elegido Diputado Autonómico en la Asamblea de Madrid.

Su siguiente destino fue la Asamblea de Madrid (diputado desde 2015), convirtiéndose en la persona de confianza de la presidenta madrileña, tras su nombramiento como consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno. A la misma vez, iba escalando puestos en la jerarquía del Partido Popular de Madrid, donde coincidió con Cifuentes de 2004 a 2008, en la secretaría ejecutiva de Política Territorial.

Si algo ha aprendido Garrido con el paso de los años es que "cada uno debe asumir sus responsabilidades, no es preciso poner la mano en el fuego por nadie más que por uno mismo", como dijo hace un año. Entre sus aficiones se encuentra leer a Borges, la tecnología y su familia.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios