Sábado, 15.12.2018 - 22:34 h
Ofrecido por:
Logo Movistar+

Arde Madrid, recuerdo en blanco y negro del desenfreno que desafió al Franquismo

La serie de Paco León, centrada en la etapa de Ava Gardner en España, está disponible en Movistar + desde este noviembre.

Arde Madrid
 

La dolce vita de Ava Gardner y el franquismo español fueron el agua y el aceite, pero se unieron en los años sesenta, cuando la actriz se mudó a una lujosa propiedad madrileña.

Arde Madrid, la nueva serie creada por Paco León y Anna R. Costa, se centra en esa curiosa relación de la estrella hollywoodiense con su país de acogida. Disponible en Movistar + desde el pasado jueves 8 de noviembre, retrata la realidad que se vivía entre las cuatro paredes de su hogar en El Viso. Un desenfreno oculto del régimen en el que participaban grandes estrellas, pero también colectivos oprimidos que desplegaban su libertad al caer el sol.

El foco se centra en una instructora de la Sección Femenina, interpretada por Inma Cuesta, a la que se encarga una curiosa misión: haciéndose pasar por la sirvienta de Gardner, será la responsable de vigilar cada paso de la actriz en Madrid.

Junto a ella trabajará otra joven (Anna Castillo) y un enviado que hará de chófer (Paco León), y que descubrirá a la nueva espía un mundo nuevo más allá de sus recatadas reglas.

Dos realidades enfrentadas

Arde Madrid, la primera serie española rodada en blanco y negro, es un homenaje en clave de humor a todas aquellas figuras que cruzaron copas y baile en la noche madrileña del franquismo. Desde Chicote a los tablaos flamencos, Paco León repasa la cara oculta del régimen con una personalidad que ya definió en trabajos como Kiki: el amor se hace y Carmina o revienta.

Pero el director no ha sido el único. Le acompañan en el reparto nombres como Melody (que da vida a Carmen Sevilla), Eugenia Martínez de Irujo (interpreta a su madre, la Duquesa de Alba) o Martiola Fuentes en el papel de Lola Flores.

La popularidad del estreno ha llegado también a las redes. Con el hashtag #ARDEMADRID, muchos famosos y seguidores han querido desafiar a la censura mostrando su lado más íntimo con diversos desnudos. Esta acción, que sirve como guiño al metraje, es perfecta para representar el espíritu de la serie: sinvergüenza, alegre y descarada como aquellas noches que comenzaron como un alivio y terminaron siendo historia.

Ahora en Portada 

Comentarios