Miércoles, 29.01.2020 - 09:57 h

Así debaten los candidatos en los distintos países del mundo

  • El primer debate entrelíderes de un partido político en vísperas de elecciones parlamentarias fue Sueciaen 1948.
  • En España, el primer cara a cara se celebró en 1993. El segundo no tuvo lugar hasta 2008, quince años más tarde.
El primer debate en EEUU fue entre Kennedy y Nixon

Rajoy va a seleccionar los debates en los que va a participar en esta campaña. El hecho de tener que defender una política, y que tenga a tres rivales en su contra, no ayuda a su ánimo (en general receloso) a llevarlos a cabo. ¿Se equivoca? Los expertos dan argumentos en favor y en contra de que Rajoy. Unos opinan que se ha equivocado porque el efecto de la silla vacía es pernicioso, otros, que acertó al situar a Soraya como relevo y al debatir solo con Sánchez porque así se convierte en su único rival. Rajoy no debate además porque cree que no le debe nada a la prensa, aunque dentro de su partido ha habido debate.

La carrera por hacerse con la jefatura del Gobierno no entiende de límites. Las redes sociales se han convertido en el último arma que utilizan los candidatos para acercarse a la gente. Sin embargo, todavía, por encima de otras herramientas, los debates electorales siguen siendo una cita ineludible para los partidos políticos, aunque esta tradición tiene distinto recorrido en los diferentes países del mundo.

Mientras que en Estados Unidos el formato es mucho menos encorsetado, en Reino Unido, por ejemplo, los ciudadanos acusaron a los candidatos en Twitter de ser excesivamente rígidos.Estados Unidos: prioneros en los debates

El primer debate trasmitido por televisión en Estados Unidos tuvo lugar el 26 de septiembre de 1960, entre el entonces candidato demócrata John F. Kennedy y el vicepresidente de ese momento, el republicano Richard Nixon. Se calcula que tuvo una audiencia de 70 millones de televidentes.

Después de 1960, no se produjeron más debates hasta 1976. A partir de ese año, todas las campañas presidenciales incluyeron uno o más encuentros entre los candidatos demócrata y republicano, excepto en 1992, con Ross Perot.

En Estados no existe ninguna ley que obligue a los candidatos presidenciales a debatir. En cambio, sí se regula quiénes pueden organizarlos. Así, la Federal Election Commision Regulation indica que sólo las organizaciones no lucrativas o las televisiones pueden promover estos debates .

Las preguntas, por su parte, son responsabilidad del periodista que modera el encuentro y entre sus obligaciones está la de repartir los tiempos de la manera más justa posible.

Además, en los encuentros presidenciales más recientes se ha permitido que los ciudadanos puedan plantear preguntas preguntas desde Twitter, Facebook o email.Desigualdad en América del Sur

En el sur de América, los debates, hasta hace poco residuales, comienzan a hacerse un hueco y a consolidarse.

En Perú se llevan a cabo desde las elecciones de 1990 que enfrentaron a Mario Vargas Llosa y Alberto Fujimori.

Por su parte, Colombia obligó en su ley electoral de 2005 a que durante la campaña presidencial se realicen tres debates de hasta 60 minutos cada uno.

Venezuela empezó con buen pie, pero la convulsa situación política del país ha relegado esta práctica. De esta manera, sólo ha tenido dos, en 1963 y 1968.

También se llevan a cabo estos encuentros cara a cara en Chile, Colombia, Paraguay, Brasil, Panamá, Costa Rica, Guatemala y Uruguay.

Por el contrario, en El Salvador y Nicaruagua, Bolivia, o Honduras todavía no se ha celebrado ninguno.Europa, cuna de los debates

A pesar de que Europa tiende a imitar cada vez más la manera de hacer campaña en Estados Unidos, los debates presidenciales se originaron en Suecia. Fue en este país en el que se llevó a cabo el primero entre líderes de un partido político en vísperas de elecciones parlamentarias en 1948.

Los Países Bajos comenzaron en 1967, en Alemania en 1969 (aunque no televisados hasta 2002) y partir de los 70 en el resto de países occidentales.

En Francia, por ejemplo, los debates se inciaron en 1974, con el encuentro entre los entonces candidatos Valéry Giscard D'Estaing (Republicanos Independientes) y François Mitterrand (Partido Socialista).

En ese primer debate, los moderadores se limitaron a marcar el tiempo de intervención de cada candidato, ya que hasta 1981 no existía ninguna regulación al respecto

El Reino Unido ha sido de los últimos países en institucionalizar los debates entre candidatos a primer ministro. No fue hasta 2010 con una serie de tres debates entre los entonces candidatos Gordon Brown (Partido Laborista), Nick Clegg (Partido Liberal Demócrata) y David Cameron (Partido Conservador).España, un camino lento

En España no hubo un debate electoral hasta 1993, entre Felipe Gonzalez que llevaba once años como presidente del gobierno, y José María Aznar, que iba por delante en las encuestas.

PSOE y PP lo negociaron todo, desde la altura de las mesas, hasta la temperatura del plató.

Después de aquel debate, pasaron quince años hasta poder ver a otros dos candidatos enfrentarse ante las cámaras: fue en las elecciones de 2008 entre Zapatero y Rajoy. Durante las elecciones de 2011, se repitieron estos debates.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING