Así es el juicio militar a Bradley Manning en versión cómic

    • Uno de los contados observadores con permiso para asistir al juicio, lo muestra en forma de dibujos.
    • Publicará un cómic sobre el proceso contra la 'garganta profunda' de Wikileaks el próximo octubre.

Pocos son los que tienen permiso del Pentágono para acceder a la sala de Fort Mead donde la coronel Denise Lind juzga al soldado y 'garganta profunda' de Wikileaks. Bradley Manning ha confesado ser quien reveló documentos clasificados y polémicos de EEUU sobre las guerras de Irak y Afganistán, entre otros. Y Clark Stoeckley es uno de los contados observadores con acceso a su juicio.

Este acérrimo defensor de la web de filtraciones dirigida por Julian Assange, dedica ahora su tiempo al juicio militar que desde el pasado 3 de junio se celebra contra Bradley Manning.

No existen más imágenes del juicio que las que se pueden tomar con el lápiz, y Clark Stoeckley puede presumir de ser uno de los pocos que dejan este testimonio. Cree que su labor es importante para combatir el 'secretismo' que, según él, rodea al proceso y quiere que su cómic sirva para 'educar a futuras generaciones', asegura en un correo electrónico a lainformacion.com.

Lo que más ha sorprendido a este admirador de quien para otros es un traidor, es su actitud en la sala. 'La confianza de Bradley y su buen humor son lo que más me ha sorprendido. Oyéndole hablar, encuentro que Bradley es considerablemente inteligente, sincero y valiente'.

Tal es su apoyo a todo lo relacionado con la web de filtraciones de Assange, que Stoeckley puso en marcha 'el camión de Wikileaks' en marzo de 2011, otra forma de promover el apoyo a sus héroes con un vehículo de propaganda por los medios de comunicación, las calles de Washington DC y Nueva York.

Manning ha admitido 10 de los más de 20 cargos que se le imputan, lo que en principio le supondrá una pena mínima de 20 años en prisión. Pero la acusación le culpabiliza de ayuda indirecta al enemigo (Al Qaeda).

El 23 de agosto el juicio quedará visto para sentencia y en octubre Stoeckley publicará un cómic sobre todo el proceso con Orbooks.

Mostrar comentarios