Lunes, 21.05.2018 - 14:58 h
Estudian iniciativas conjuntas

Técnicos del Banco de España y del CSN se conjuran contra la presión política

La asociación de inspectores del Banco de España cuestiona las pruebas para cubrir 66 nuevas plazas de supervisión

Sede del Banco de España.
Sede del Banco de España. EP

Funcionarios de los cuerpos superiores de la Administración del Estado en el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) y en el Banco de España estudian iniciativas conjuntas para denunciar la politización de los organismos supervisores. La Asociación Profesional de Técnicos en Seguridad Nuclear (ASTECSN) y la Asociación de Inspectores y Auditores Informáticos del Banco de España (AIBE) coinciden en denunciar el uso político de ambos organismos clave, lo que cuestiona su independencia y se traduce en "amenazas y presiones" a los funcionarios.

Los presidentes de ASTECSN y de AIBE, Nieves Sánchez Guitián y Pedro Luis Sánchez, respectivamente, sostienen que la situación por la que atraviesa el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) -pendiente de completar nombramientos- y el Banco de España es preocupante. En este último, llueve sobre mojado.

Pedro Luis Sánchez compareció en el Congreso en octubre. En una dura intervención, denunció que la crisis financiera se hubiera podido evitar si se hubiera hecho caso a los inspectores y advirtió de que el sistema de supervisión financiero en Europa puede acabar en un nuevo desastre total. Desde la comparecencia, según fuentes de la Asociación de Inspectores, todo ha empeorado. Especialmente en el apartado de nuevas incorporaciones a la plantilla del supervisor bancario.

En el punto de mira

En el punto de mira de AIBE están las plazas convocadas en octubre para técnicos de supervisión (21) y para inspectores (45). En ambos casos, sostienen fuentes del sindicato, el Banco de España se reserva una amplio grado de discrecionalidad al puntuar. Por ejemplo, explican, para cubrir las 45 plazas de inspectores se tendrá en cuenta una entrevista para determinar los méritos del candidato que supondrá un 25% de la prueba. Los méritos, sostienen, no están baremados.

El Banco de España niega la mayor. La entidad detalla que se trata de un concurso oposición, eliminatorio, con todas las garantías y con los méritos baremados. Admite, eso sí, que habrá una prueba final consistente en una presentación sobre un tema específico que formará parte del 25% de la nota que no forma parte de las pruebas técnicas. No hay, dice el Banco de España, ninguna concesión a la discrecionalidad.

Los inspectores, por el contrario, aseguran que las nuevas incorporaciones forman parte de un plan para diluir el peso de su  sindicato -con 220 asociados de un colectivo de 250- y de sus críticas por las que, según aseguran, han sufrido "amenazas y presiones".

Iniciativas conjuntas

En el Consejo de Seguridad Nuclear tampoco corren tiempos de calma. La presidenta de la Asociación de Técnicos Nieves Sánchez, que asegura representar al 25% de los 200 especialistas del Consejo, considera fundamental impulsar iniciativas conjuntas para salvaguardar la independencia de los organismos supervisores.

Según Sánchez, existe un profundo malestar de una parte importante de los técnicos del CSN por cómo funciona el actual Pleno del Consejo. En el Congreso de los Diputados, la presidenta de la asociación de técnicos llegó a decir que en el organismo "a veces" se toman decisiones contrarias a las recogidas en los informes técnicos, sin justificación, y tras llamadas telefónicas o reuniones presenciales de las que no queda constancia.

ASTECSN y AIBE aseguran que cuentan con el apoyo de la Federación de Asociaciones de los Cuerpos Superiores de la Administración Civil del Estado (FEDECA) para avanzar en iniciativas conjuntas. En el caso de los inspectores del Banco de España, esas iniciativas pueden ir más allá de la crítica y de la búsqueda de apoyos de organizaciones profesionales para llegar incluso a los tribunales.





Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios