Martes, 25.02.2020 - 20:12 h
Con el criterio favorable de Anticorrupción

La Audiencia archiva la causa para ICBC Luxemburgo al no ver delito de blanqueo

El magistrado atiende a la petición del banco chino y le libra de responsabilidad penal por la causa en la que se investiga blanqueo de 90 millones.

Fotografía ICBC
El magistrado archivó la causa a tres exdirectivos de sucursales del banco chino. / EFE .

El magistrado de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ha decreto el archivo libre para el banco ICBC Luxemburgo en el marco de la causa abierta por en la que se investigaba a la entidad por transferir presuntamente 90 millones de euros de dinero en efectivo procedente de mafias dedicadas al blanqueo de dinero. Así lo plasma el instructor en un auto en el que explica que acuerda esta diligencia a petición de la defensa de la entidad y con el criterio favorable de la Fiscalía Anticorrupción.

En su auto, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 2 detalla que el Ministerio Público se muestra conforme con esta petición "a la vista de la carencia de poderes con los que obraron los investigados según las escrituras presentadas". Igualmente se basa en las declaraciones prestadas en sede judicial respecto del "nulo intercambio de información de la operativa con los grupos Snake y Cheqia". De hecho, la investigación penal vigente apunta a que las cuantías blanqueadas provenían de la actividad de estas mafias, también investigadas en la Audiencia Nacional.

Se trata de una diligencia que sigue al reciente archivo de las pesquisas para tres exdirectivos de sucursales del banco chino, entre ellas la exdirectora general adjunta de la entidad (Xiuzhen Wang). El magistrado, de acuerdo con el auto recogido por La Información, plasmó entonces que ninguno de los investigados participó en la ocultación del dinero remitido a China ni tampoco auxilaron a los "grupos criminales" que operaron en la entidad. Ahora bien, las diligencias -que arrancaron en la Audiencia provenientes de un juzgado de Parla- continúan su curso contra la entidad ICBC España y los investigados Liu Wei y Liu Gang, los cuáles, según el magistrado, "sí tuvieron plenos poderes de actuación".

Relación con las mafias chinas

Ahora el magistrado da carpetazo a la investigación abierta contra el banco chino, cuya defensa ejercen los letrados Jesús Santos y Carlos Gómez-Jara, y que fue imputado como persona jurídica. Según explica en su auto del pasado viernes, el Código Penal exige que para que exista responsabilidad de las personas jurídicas, los investigados en la causa deben haber actuado en su nombre. En este caso, la instrucción practicada en los últimos tres años ha permitido comprobar que la actuación de los directores generales Liu Gang y Liu Wei fue siempre "en el marco de los poderes para actuar en nombre y representación de ICBC Sucursal España" y nunca de ICBC Luxemburgo. 

De hecho, recalca que la entidad no tiene poderes de representación contra en las escrituras presentadas y que además se ha acreditado el "nulo intercambio" de información operativa de ICBC Luxemburgo con los grupos Snake y Cheqia. Con todo, la causa sigue vigente en aras a esclarecer si los directores generales de ICBC España y otros directivos ocultaron el envío de fondos desde cuentas de clientes vinculados a las mafias rusas y que iban destinados a China. "De esta forma, ICBC funcionaba como un canal de blanqueo de rentas ilícitas originadas en las economías sumergidas del fraude fiscal y contrabando de las organizaciones criminales", explica el instructor.

Burlaron los controles 

Como ya hiciera en su auto del pasado mes de noviembre, el instructor ratifica las investigaciones realizadas por la Policía Judicial y determina que los directivos que investigados por blanqueo maniobraron para ocultar la verdadera naturaleza del dinero que se envió a China a través del banco, con sede en el Paseo de Recoletos. Expone al respecto que para el envío de estas remesas pusieron en marcha "maniobras de ocultación de las transacciones y transferencias" y trocearon las cantidades en importes inferiores a los 50.000 euros. 

Igualmente asegura que los investigados no realizaron ni una comunicación al Sepblac sobre los cerca de 80 clientes miembros de las mafias implicadas en el caso, eludiendo de esta forma lo estipulado en la Ley de prevención de blanqueo de capitales y ello pese a que estaban al corriente de que de que existía una investigación judicial y policial por este asunto. Desde el banco se ofrecieron facturas antedatadas anteriores al inicio de las operaciones de las cuentas de referencia o bien facturas cuyos adeudos no se recogían en el movimiento de la cuenta. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING