Jueves, 19.09.2019 - 11:19 h
Admite el recurso de Anticorrupción

La Audiencia corrige al juez del caso Rato y le obliga a juzgar toda la causa conjunta

El órgano frena la vista por la pieza separada de los contratos de publicidad para que se siga un único proceso por la conexión de todos los delitos.

Rodrigo Rato Bankia
Rodrigo Rato se enfrentaba a cuatro años de cárcel por la pieza de publicidad. / EFE.

Giro de 180 grados en la causa que siguen los juzgados de Madrid por el origen del patrimonio familiar de Rodrigo Rato. La Audiencia Provincial de Madrid ha estimado parcialmente el recurso de la Fiscalía Anticorrupción contra el auto del magistrado Antonio Serrano-Arnal por el cual proponía juzgar a más de una decena de personas en la pieza relativa a los contratos de publicidad de Bankia con Publicis y Zenith. La Sección 23 ha revocado íntegramente esta resolución del pasado mes de febrero al entender que se tratan de delitos conexos con el de blanqueo de capitales (investigado en otra pieza separada) y por tanto entiende que deben enjuciarse todas ellas de manera conjunta.

De esta manera, el magistrado que investiga estos hechos solo podrá finalizar la instrucción y enviar al banquillo a los acusados cuando se aglutinen todas las piezas de esta causa por el origen presuntamente ilícito del patrimonio del exvicepresidente del Gobierno. Esta decisión de calado afecta al devenir de la investigación que se sigue en el Juzgado de Instrucción número 31 de Madrid y muy especialmente a la pieza relativa a las comisiones de publicidad de Bankia. El instructor, tras procesar a los acusados en el auto ahora revocado, dio un paso más el pasado mes de mayo de cara a sentar en el banquillo al propio Rato, al exsecretario de Estado de Hacienda José Manuel Fernández Norniella y otras once personas por el cobro de comisiones ilícitas que Anticorrupción cifró en 2 millones de euros.

Los magistrados de esta Sección basan su criterio en que los delitos que se juzgan en las piezas -relativos a delitos fiscales y de corrupción en los negocios- se hallan íntimamente anudados al de blanqueo de capitales que se investiga en otra pata separada de esta causa. Por ese motivo razonan que deben enjuiciarse de manera conjunta sin perjuicio de que este cambio de rumbo en la instrucción suponga dilaciones indebidas a una causa que encara ya su cuarto año de vigencia. Esto es así porque la investigación ya está bastante avanzada e incluso terminada en algunos extremos, como ocurre con el auto ahora recurrido.

Delitos conexos

Los tres magistrados acceden de esta forma al criterio de la Fiscalía Anticorrupción y de la defensa del abogado Domingo Plaza y de la que fuera secretaria del exdirector gerente del FMI, María Teresa Arellano que se ampararon precisamente en la conexión de estos delitos para paralizar el primer juicio señalado de la causa y provocar que se diriman todas las cuestiones en una única vista oral. Es más, teniendo en cuenta que el delito de blanqueo de capitales viene seguido de la comisión de un delito antecedente (en este caso corrupción en los negocios y contra la Hacienda Pública) existe una relación que podría determinar el riesgo de pronunciamientos contradictorios si se enjuician por separado, exponen los magistrados. 

El magistrado Serrano-Arnal abrió juicio oral el pasado mes de junio al considerar acreditado que, entre los años 2011 y 2012 Bankia contrató los servicios de Publicis y Zenith a cambio de una comisión de 2,02 millones de euros. Por ello vio indicios suficientes para juzgar a los acusados por el delito de corrupción entre particulares y les impuso además, una fianza de responsabilidad civil por importe de 4,5 millones de euros a todos y cada uno de ellos. Rato afrontaba de esta forma una petición de la Fiscalía Anticorrupción de cuatro años de cárcel por haber ingresado 835.000 euros a través de su sociedad Kradonara.

Con todo, el procedimiento debe estar concluso a más tardar en junio del próximo año. Así lo acordaron los magistrados de esta misma Sección el pasado mes de febrero respaldando el criterio del magistrado, a quien le advirtieron que no tenía por qué agotar todo el plazo para dar carpetazo a la causa y dejarla pendiente de enjuiciamiento. Y ello pese a las reticencias de Rato y de la Fiscalía Anticorrupción que recurrieron la decisión del juez en sentido contrario: esto es, mientras para Rato la causa estaba "agotada", la fiscal al frente del asunto, Elena Lorente, pidió que se alargara tres años más. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios