Jueves, 13.12.2018 - 09:45 h
Villarejo alega que "se ha destruido su buen nombre y su honor"

La Audiencia vuelve a rechazar la libertad de Villarejo: el riesgo de fuga es mayor

La Sala de lo Penal mantiene la prisión para el comisario jubilado y advierte de que no se descarta que aparezca más material incriminatorio.

Fotografía Villarejo ancha
José Manuel Villarejo ingresó en prisión el 5 de noviembre de 2017 / EFE

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha vuelto a rechazar excarcelar al comisario jubilado José Manuel Villarejo, en prisión desde el 5 de noviembre de 2017. En esta ocasión argumenta que los motivos por los que se decretó su ingreso en la cárcel, entre los que destaca el alto riesgo de fuga, no solo se mantienen sino que han aumentado a tenor de los avances de esta investigación.

En su auto, los magistrados desmontan uno a uno los argumentos esgrimidos por la defensa del principal investigado en el caso 'Tándem' y aseguran que las medidas cautelares adoptadas contra él no son excesivas teniendo en cuenta que no se descarta que se desvelen más indicios de su implicación en esta presunta trama de corrupción, a falta de que se complete el análisis de toda la documentación intervenida (en su mayoría audios de grabaciones y material sensible de asuntos de Estado).

En su recurso, Villarejo alegó que no existía riesgo de fuga puesto que carece de medios con los que mantenerse al tener su patrimonio embargado, y que tampoco hay riesgo de ocultación de pruebas puesto que ha sido destruido "en su buen nombre y su honor" y nadie se atrevería a contratarle. La Sala le responde que el hecho de que sea conocido en España no quita que se pueda ir al extranjero y esconderse fuera del país.

El investigado también alegó que el sobreseimiento parcial y provisional de algunas piezas -como la relativa a 'Iron' sobre un bufete de abogados o 'Land' sobre la familia Cereceda- ha hecho que se debiliten los indicios de criminalidad para mantenerle en prisión, si bien los magistrados de la Sección Tercera le responden que no concurre este supuesto dado que se trata de archivos que afectan a terceras personas y no a él.  

Tampoco comparte la Sala su versión de que está recibiendo un trato desigual respecto de otros investigados a los que se les dejó en libertad provisional, como es el caso del también comisario Carlos Salamanca, puesto que "no hay constancia de que las circunstancias sean las mismas".  

Indicios que revelarían nuevos delitos

Al respecto recuerda el auto que al comisario jubilado se le investiga desde el estallido de esta operación por los delitos de pertenencia a organización criminal y blanqueo de capitales por facilitar junto con Salamanca la entrada ilegal en el país de ciudadanos guineanos a cambio de importantes cantidades de dinero. A todos estos tipos penales se podría sumar cohecho, extorsión y revelación de secretos

Esto es así a tenor de las declaraciones efectuadas por testigos, así como de los seguimientos y vigilancias policiales y el análisis de toda la documentación incautada en sus domicilios de Estepona y Madrid que se cuenta por decenas de terabytes.  

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios