Domingo, 21.07.2019 - 21:10 h
A subasta

Se busca dueño para jet privado: ocho han sido abandonados en Cuatro Vientos

Los gestores del aeródromo han comunicado la situación de las aeronaves y su posible puesta en el mercado si su propietario no salda la deuda.

Aviones Cessna abandonados
Se busca dueño para jet privado: ocho han sido abandonados en Cuatro Vientos. / Pixabay

Se busca dueño para avión privado en próxima subasta. Los aviones privados han sido históricamente el modo de transporte asociado a las más altas clases sociales, pero tras la crisis económica, el elevado coste que supone mantener uno de estos aparatos hizo que muchos de ellos se abandonaran a su suerte en aeródromos de todo el territorio nacional. Ahora, y tras varios años con ocho de estas aeronaves en sus instalaciones, el aeródromo de Cuatro Vientos ha decidido plantarse y anunciar su próxima subasta -si sus legítimos propietarios no lo impiden previo pago de los costes acarreados durante todo este tiempo-.

Gerardo Delgado González, director del aeródromo de Cuatro Vientos, ha puesto en conocimiento, a través del Boletín Oficial del Estado, la existencia de estas ocho aeronaves en estado de abandono dentro de las instalaciones que él mismo dirige. Todos ellos son aparatos calificados como 'aviones privados' por su tamaño y, en concreto, seis de ellos siguen registrados en la lista de matrículas activas de la AESA -Agencia Estatal de Seguridad Aérea- a 1 de julio de 2019, últimos datos disponibles. Los dos restantes no aparecen en este registro, por lo que podrían estar dados de baja.

Pero todas las aeronaves tienen una cosa en común, su antigüedad. Todas ellas fueron fabricadas durante el siglo XX, incluso una de ellas, un Piper PA 28 180 con matrícula EC LOK, fue fabricado en 1965. Es precisamente el caso de este aparato uno de los más llamativos. Como ha podido saber La Información, esta aeronave privada fue utilizada durante años para vuelos de recreo entre amigos e incluso por parte de peñas de aficionados a los aviones y sus llamativos colores blanco y rojo llevan ya varios años aparcados y sin movimiento alguno en Cuatro Vientos.

También resulta destacable la presencia en esta listas de posibles aeronaves a subasta -si ningún legítimo dueño las reclama y salda la deuda que se haya podido acarrear como consecuencia del depósito en este aeródromo-, de tres modelos diferentes de Cessna, el avión privado favorito de muchos de los famosos de este país. En este caso, se trata de dos 421 C, con capacidad para seis pasajeros, y que surcaron el cielo por primera vez en 1978 y 1980 respectivamente. Su precio en origen llegó hasta los 600.000 dólares y pueden recorrer más de 2.700 kilómetros de distancia. Pese a ello, y según fuentes conocedoras, los dos aparatos de este modelo que ahora se encuentran en situación de abandono en Cuatro Vientos -con las matrículas EC JTE y EC ILM- , realizaban habitualmente vuelos nacionales. En cambio, hace ya varios años que no surcan el cielo y permanecen parados en este aeródromo. 

Más allá de este modelo, hay otro Cessna que también se refugia en los hangares de Cuatro Vientos desde hace tiempo. Es un aparato del modelo 402C -más grande que el anterior, ya que puede llevar hasta diez pasajeros- con matrícula EC HSI y puesto en marcha por primera vez en 1981, tal y como figura en el registro de la AESA. El cuarto aparato de esta marca es uno de los que no está en la lista de matrículas activas de este organismo, un 182L monomotor de cuatro plazas

En otro orden de cosas, también componen la lista de aviones privados abandonados en Cuatro Vientos un Morane Saulnier modelo MS 893E de 1974, un Siai Marchetti S 205 20R y un Diamond Aircraft Industries Inc DA 20 A1 de 1995, aeronaves más pequeñas que las anteriores y con menor autonomía, utilizadas principalmente para vuelos de recreo. 

¿Por qué se subastan?

El procedimiento cuando aparece uno de estos aviones abandonados comienza por la consulta del Registro de Matrículas de Aeronaves de AESA y el registro Central de Bienes Muebles para "averiguar posibles casos de cambios de titularidad y disponer de los datos del último propietario", tal y como confirman a este diario fuentes del sector. Es a éste a quien se le envía el requerimiento oficial reclamándole el importe de la deuda por el estacionamiento de la aeronave.

Al no abonar estas cantidades se inicia el Procedimiento de Apremio a través de la Agencia Tributaria. Si el propietario no contesta o "se averigua que ha desaparecido" -como por ejemplo por un concurso de acreedores de la compañía propietaria- se inicia el procedimiento ahora en marcha. Se publican tres edictos a través del BOE en tres meses consecutivos y trascurrido un año desde la última publicación se subasta de forma pública.

El dinero que pudiese obtenerse de la venta, quedará, tal y como se indica en el BOE, en beneficio del Estado una vez se deduzcan de la cantidad total los gastos y el premio, en caso de que lo hubiese. Ahora solo queda esperar para ver si alguno de los propietarios quiere hacerse cargo de la aeronave y sus costes o si, como es previsible, tendrán nuevo dueño. 

Ahora en Portada 

Comentarios