Back in business pone en marcha el servicio de atención al inversor de pagarés de nueva rumasa


Back in Business, empresa de Ángel de Cabo propietaria del Grupo Nueva Rumasa, ha puesto en marcha el procedimiento de atención a los inversores de pagarés del grupo empresarial que hasta hace unas semanas estaba en manos de la familia Ruiz Mateos.
Según informa Back in Business, la empresa cumple uno de los compromisos adquiridos al hacerse cargo de la propiedad de la corporación, sentando las bases necesarias para preservar los derechos de los acreedores en relación a su crédito, y que de esta forma se les reconozca el mismo de manera adecuada en la sociedad que le corresponda.
Back in Business ha habilitado la página web “www.pagaresnuevarumasa.es” para canalizar la información y poder hacer públicas todas las novedades del proceso, con la intención de actuar en todo momento con la máxima transparencia, tanto ante los acreedores como ante la administración concursal.
Igualmente, ha puesto a disposición de los inversores el teléfono 902070633 para atender de manera personalizada cada caso, así como el apartado de Correos 6144 (28080) de Madrid para recepcionar la documentación necesaria.
Para Iván Losada, director general de Nueva Rumasa y portavoz de Back in Business, “nuestra intención es ante todo aportar nuestra experiencia en la canalización de cada reclamación, para intentar garantizar que sea aceptada por la administración concursal correspondiente de cada empresa y que ningún inversor se vea perjudicado por algún defecto formal o procesal”.
Debido a la situación de concurso o preconcurso de las distintas sociedades emisoras, el cobro de estos efectos vendrá determinado por lo establecido por el juez y los administradores concursales, mientras que los plazos necesariamente estarán marcados por el calendario judicial, por lo que hasta que no haya sentencia firme de resolución de los procedimientos concursales no se puede hacer ninguna estimación.
Los inversores se encuentran con dos posibles escenarios. El primero de ellos sería en caso de que la sociedad emisora de pagarés estuviera en situación concursal. En estas circunstancias se revisará conjuntamente con los propietarios la documentación relativa a los créditos remitida al Juzgado para confirmar que esté cumplimentada de manera correcta en plazo y forma. Si no fuera así, se les asesorará de manera personalizada por un experto de Back in Business sobre la documentación y trámites necesarios para el correcto reconocimiento de su deuda.
En cambio, para sociedades emisoras de pagarés en situación de preconcurso se advierte a los inversores del plazo de un mes desde la publicación en el BOE del auto del concurso para entregar la documentación necesaria al Juzgado correspondiente, asesorando en todo momento al tenedor en este proceso.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING