Viernes, 24.05.2019 - 01:33 h
Prueba de que la niña luchó

Los peritos certifican que bajo las uñas de Sara hallaron ADN de su presunto asesino

La fiscal ha mantenido la solicitud de prisión permanente revisable para la madre y el compañero Roberto H.H., por el crimen, violación y maltrato.

Sesión de juicio por la muerte de la pequeña Sara
Sesión de juicio por la muerte de la pequeña Sara / EFE

Peritos del Instituto Nacional de Toxicología acaban de ratificar que bajo las uñas de la pequeña Sara, la niña de cuatro años presuntamente asesinada a primeros de agosto de 2017 en Valladolid tras recibir una brutal paliza y ser violada, hallaron restos de ADN de Roberto H.H, novio de su madre y con la que comparte banquillo en la Audiencia Provincial desde el pasado día 25 de abril. Se trata de una de las pruebas concluyentes sobre su incriminación como presunto autor del crimen.

Dos de las peritos, del laboratorio de Biología y ADN de la comisaría general de Policía Científica, han explicado que además hallaron pelo, "y han confirmado que la maraña de pelo encontrada dentro del pantalón del pijama de Roberto H.H. correspondía a Sara", explica Isabel Palomino, socia de Negotia y letrada de la acusación particular, el padre biológico de Sara. “También han ratificado que se encontró sangre de Sara tanto en la parte delantera como trasera del pantalón del acusado”, añade Palomino. 

Así en función de las declaraciones de los peritos efectuadas este jueves, fuentes jurídicas han aclarado a los periodistas que las expertas encontraron restos celulares o genéticos de un varón en las uñas de la niña y, al compararlos con los del encausado, concluyeron que es suyo o de algún familiar de él -el único varón que estaba en la casa de la niña cuando ocurrieron los hechos era el procesado-.

La fiscal ha mantenido así  la solicitud de prisión permanente revisable tanto para la madre como para el compañero sentimental de la progenitora. La representante de Ministerio público ha sostenido así su petición inicial de condena durante el juicio con jurado popular que se desarrolla en la Audiencia de Valladolid desde el pasado 25 de abril.

Los dos procesados están acusados de seis delitos de maltrato, uno de maltrato habitual, uno de asesinato con la alternativa de homicidio, una violación de persona menor y abandono de familia, en este último caso aplicado a la progenitora de la fallecida.

También han mantenido la reclamación de prisión permanente revisable para los dos procesados las dos organizaciones que ejercen la acción popular, la Asociación Clara Campoamor y la Asociación de Asistencia a Víctimas de Agresiones Sexuales y Malos Tratos (Adavasymt). 

Sin embargo, la acusación particular, que representa al progenitor de la niña -el acusado no es el padre biológico-, sólo ha demandado, como desde el principio de la vista, prisión permanente revisable para Roberto H.H., sin que haya planteado cargos contra la madre de Sara. Las dos defensas han sostenido su petición de un veredicto de no culpabilidad y de una sentencia absolutoria.

Durante esta sesión de la vista oral, antes de que las partes elevaran sus conclusiones provisionales a definitivas, han comparecido por videoconferencia cuatro peritos que evaluaron restos y vestigios vinculados con el crimen de la niña.

Ahora en Portada 

Comentarios