Ban presentará "queja contundente" a régimen y oposición tras ataque a misión

  • El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, dijo hoy que presentará una queja "contundente" al régimen sirio y a la oposición tras el ataque contra uno de los vehículos de su misión que investiga el posible uso de armas químicas.

Naciones Unidas, 26 ago.- El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, dijo hoy que presentará una queja "contundente" al régimen sirio y a la oposición tras el ataque contra uno de los vehículos de su misión que investiga el posible uso de armas químicas.

"He pedido a mi alta representante para Asuntos de Desarme que presente una queja contundente al gobierno sirio y a las fuerzas de oposición para que esto no vuelva a ocurrir", dijo Ban tras una conversación telefónica con la representante, Angela Kane, quien se encuentra de visita en Damasco.

El secretario general está a la espera de un informe más completo sobre el ataque del profesor Ake Sellström, que lidera la misión, y añadió que confía en que a partir de mañana se garantice la seguridad de su equipo de expertos, según indicó la ONU en un comunicado.

Ban detalló que el vehículo de la misión fue atacado por un "francotirador no identificado", tras lo cual pudieron regresar a Damasco, cambiar de coche y volver a los suburbios de la capital para continuar con su investigación.

"Visitaron dos hospitales, pudieron entrevistar a testigos, supervivientes y médicos, y recoger algunas muestras y ahora están volviendo a Damasco", añadió el secretario general, según el mismo comunicado.

El Gobierno sirio culpó hoy a "grupos terroristas armados", como suele denominar a los rebeldes, de disparar contra el convoy de los miembros de la misión de la ONU que intenta investigar un supuesto ataque químico en la periferia de Damasco.

Por su parte, la Coalición Nacional Siria (CNFROS), el mayor grupo opositor, acusó hoy a las milicias del régimen de disparar contra la misión de Naciones Unidas para obstaculizar su investigación del supuesto ataque químico.

La misión de la ONU , encabezada por el profesor Sellström, intenta investigar la zona de las afueras de Damasco donde la oposición siria denunció el miércoles pasado la muerte de más de mil personas por un supuesto ataque químico del régimen.

El régimen de Bachar al Asad y los insurgentes se acusan desde hace meses de haber empleado ese tipo de armamento durante el conflicto en Siria, uno de los siete países que no ha firmado la Convención sobre Armas Químicas de 1997.

Desde que se inició la guerra civil en Siria, en marzo de 2011, han muerto más de 100.000 personas y casi 7 millones necesitan ayuda humanitaria de emergencia, según las últimas cifras de Naciones Unidas.

Mostrar comentarios