Sábado, 21.09.2019 - 12:11 h
Descarta que tenga que indemnizar al FROB

Bankia se ampara en la devolución de las inversiones para pedir su absolución

La defensa legal del banco insiste en que no se le puede atribuir responsabilidad civil por el programa de devolución a los minoristas afectados.

Bankia: beneficio de "400 millones" el primer semestre
Bankia presenta su escrito de conclusiones definitivas. / Archivo.

La entidad que preside Ignacio Goirigolzarri ha pedido al tribunal de la Audiencia Nacional que juzga presuntas irregularidades en la salida a bolsa que le absuelva del procedimiento penal. Lo hace amparándose principalmente en dos puntos concretos: por un lado, en el programa de resarcimiento que puso en marcha para los minoristas que participaron en la OPV y, por otro, en la "alteración" que ha sufrido el banco. "Bankia sigue siendo formalmente la misma, pero materialmente nada tiene que ver", reza su escrito de conclusiones definitivas recogido por La Información.

De esta forma, la entidad se desliga por completo de los antiguos gestores que son los que se sientan en el banquillo por los delitos de estafa y falsedad contable. El banco es una de las tres personas jurídicas que rinde cuentas en este procedimiento junto con la matriz BFA y Deloitte. Sin embargo, la defensa legal de la entidad considera que no debe responder ni por la vía civil ni por la penal en tanto ésta se habría extinguido. Al respecto explica que, de la misma forma que no se puede aplicar al Estado y a otros organismos públicos como el FROB la responsabilidad criminal, tampoco se le puede exigir al banco el cual actuó, según explica, en aras de salvaguardar intereses "de carácter general".

El escrito se remonta a la integración de las siete cajas participantes en el SIP que dio lugar a Bankia y su matriz BFA y, al respecto, detalla que la operación vino avalada por el Banco de España. Igualmente descarta la tesis de la Fiscalía Anticorrupción acerca de que el principal problema del banco era su incapacidad para generar beneficios y flujos de caja positivos escudándose en el visto bueno que dio el supervisor a la estructura de doble banco que presentó la entidad. "Por tanto, las valoraciones a valor razonable del negocio de las cajas fueron contrastadas por el auditor de la entidad, en el primer caso, y por expertos independientes, en los otros dos, estando supervisado todo el proceso por parte de Banco de España", recogen.

La EBA; la prueba de la viabilidad

De hecho, la defensa del banco expone que la mejor prueba de viabilidad del Grupo en el momento de la salida a bolsa la dieron los referidos test de estrés de la EBA. "Los resultados fueron claros, BFA-Bankia superaron el test realizado, cumpliendo sobradamente con los requisitos de solvencia en el escenario normal y en el escenario de máximo estrés", precisan. Sin embargo, el Ministerio Fiscal y las acusaciones que litigan en el procedimiento denuncian que las cuentas con las que el banco salió a bolsa "no reflejaban la imagen fiel" de la entidad, lo que derivó en engaño hacia los inversores minoristas que invirtieron en esta operación

El banco también arremete contra las conclusiones plasmadas por los peritos judiciales en los informes incorporados a la causa y, al respecto, explica que, a 31 de marzo de 2011, el Grupo disponía de fondos contabilizados para la cobertura de deterioros por importe de 2.768 millones de euros. Sobre el precio de la acción fijado para la salida a bolsa, la entidad insiste en que éste no pudo afectar a la viabilidad del banco porque los fondos captados eran los estimados para aumentar los recursos propios. "A lo sumo podría haber algún coste reputacional en Bankia, fruto del patrimonio negativo de su matriz, pero ello no es cuantificable de forma objetiva en la actividad del banco ni sería especialmente relevante", zanja el escrito.

Sin error en las cuentas de 2011

El banco comparte la misma tesis que la defensa de Rodrigo Rato en lo que respecta a la reformulación de las cuentas anuales de 2011. Por ello explica que, pese a que la fiscal Carmen Launa se basa principalmente en este cambio contable para apuntalar su acusación, el banco considera que la reformulación que llevó a cabo el nuevo equipo gestor (y que pasó de plasmar beneficios a pérdidas cercanas a los 3.000 millones de euros) se acometió principalmente porque contaban con información de la que no dispusieron los anteriores directivos de la entidad. 

"La situación económica del sector inmobiliario existente a 31 de diciembre de 2011 junto con las proyecciones del escenario base del FMI para 2012 y 2013 entre otros, motivaron que el Grupo reformulara sus cuentas anuales", indica la defensa de Bankia la cual saca pecho de los estados financieros que el banco presentó al término del primer trimestre de 2012 a la CNMV sin auditar. "Ningún consejero protestó ante la falta de borrador", sentencia el letrado de la entidad.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios