Miércoles, 16.10.2019 - 21:55 h
Pasan diez días de media en el aeropuerto

Barajas y El Prat ofrecerán 'régimen de pensión completa' a solicitantes de asilo

Interior busca una empresa de restauración que garantice un menú variado y equilibrado a los asilados tras las protestas del Defensor del Pueblo.

Fotografía servicio alimentación sala de solicitantes de asilo Barajas / Defensor del Pueblo
El Defensor del Pueblo ha denunciado la alimentación a los solicitantes de asilo / L.I.

"Proporcionar una alimentación adecuada a las personas que se encuentran privadas de libertad en la Sala de Asilo del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, asegurando la presencia en el menú de fruta, verdura fresca y productos lácteos". Esta frase formaba parte de las sugerencias elevadas por el Defensor del Pueblo al Ministerio del Interior en agosto de 2017 tras la visita que Francisco Fernández Marugán y un grupo de técnicos de la institución realizaron a las dependencias para solicitantes de asilo del Aeropuerto de Adolfo Suárez-Madrid Barajas.

El Defensor del Pueblo dejó constancia gráfica de lo que allí se encontraron en su informe con una serie de fotografías, como la que ilustra esta información, en la que se mostraba la dieta que se ofrecía a los asilados, a base de bollería industrial, comida envasada y otra serie de productos no asociables a la dieta mediterránea. El Defensor del Pueblo lamentaba que la comida que la Policía Nacional proporcionaba a los solicitantes de asilo era igual a la que se ofrecía a cualquier detenido, algo que no consideraba adecuado teniendo en cuenta la presencia en muchas ocasiones de menores de edad, mujeres embarazadas y personas con tratamientos médicos y que sus estancias superaban la semana.

El Gobierno, sin embargo, no ha tomado cartas en el asunto hasta hace unas semanas. El Ministerio del Interior ha iniciado una ronda de consultas con empresas de restauración para encontrar la mejor manera de garantizar a los solicitantes de asilo que 'paran' en los aeropuertos de Madrid y Barcelona un servicio de alimentación en régimen de pensión completa -desayuno, comida y cena- y un menú en condiciones, "de acuerdo con las recomendaciones establecidas por la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación (FAO).

Según los datos que maneja Interior el pasado año 2018 los aeropuertos de Barajas y El Prat acogieron a 4.048 solicitantes de asilo (3.724 en Barajas y 324 en El Prat) que pasaron en las dependencias aeroportuarias un plazo medio de entre ocho y diez días. Sin embargo, las condiciones en las que se desarolló esta estancia han sido cuestionadas por el Defensor del Pueblo, el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid y la Comisión Española de Ayuda al Refugiado entre otros organismos. Lo que pretende hacer Interior, a través de la División Económica y Técnica de la Dirección General de la Policía, es contratar una empresa especializada que garantice a los asilados un servicio de alimentación completo y variado.

Interior pretende que la empresa adjudicataria del contrato ofrezca un menú compuesto de cinco platos diferentes al objeto de que "los usuarios disfruten de una mayor variedad y solo repitan ciclo en el caso de una estancia máxima de diez días". Ese menú diario deberá tener un valor energético de 2.500 calorías, un volumen de proteínas no inferior a 70 gramos y garantizar todo el inventario de vitaminas que la FAO ha considerado necesarias para una alimentación adecuada.

Sometido a restricciones presupuestarias

Dado que las dependencias donde permanecen los solicitantes de asilo no disponen de cocina la empresa deberá hacerse cargo de la elaboración del menú en sus propias instalaciones y garantizar el traslado del mismo a los aeropuertos en las condiciones adecuadas.

La parte más peliaguda del planteamiento realizado por el Ministerio de Interior es que pretende sacar el servicio a concurso con un contrato de gasto máximo, lo que abre un umbral de riesgo relevante para los potenciales adjudicatarios ya que se plantea la duda lícita de qué ocurriría ante un repunte del número de solicitantes de asilo. Lo que dice Interior en su consulta al mercado es que "el gasto real dependerá del número de usuarios efectivos que soliciten asilo en los aeropuertos indicados".

En 2017 la cifra de solicitantes de asilo se multiplicó respecto a ejercicios anteriores. Barajas, por ejemplo, acogió a 3.724 personas en uno u otro momento del año 2018 en una sala que tiene capacidad para 80. La Información se ha puesto en contacto con el Ministerio del Interior y con la Dirección General de Policía para comprobar cómo se estaba atendiendo esta demanda en la actualidad y declinaron contestar.

Ahora en Portada 

Comentarios