Barcelona avisa al movimiento 15M que las ordenanzas impiden acampar

  • El Ayuntamiento de Barcelona ha descartado hoy que los miembros del 15M puedan volver a acampar en la plaza de Catalunya porque las ordenanzas no lo permiten, mientras que la Generalitat ha indicado que la policía sólo intervendrá a petición del consistorio si hay desordenes públicos.

Barcelona, 30 abr.- El Ayuntamiento de Barcelona ha descartado hoy que los miembros del 15M puedan volver a acampar en la plaza de Catalunya porque las ordenanzas no lo permiten, mientras que la Generalitat ha indicado que la policía sólo intervendrá a petición del consistorio si hay desordenes públicos.

En declaraciones a Efe, el primer teniente de alcalde de Seguridad y Movilidad, Joaquim Forn, no se ha opuesto a que se rememore la acampada del 15M en plaza de Catalunya, pero con "una acampada no, porque no está permitido por las ordenanzas".

"Manifestaciones las que quieran", ha añadido Forn, quien ha señalado que las decisiones sobre una eventual intervención de las fuerzas de seguridad dependerán de "la voluntad" que tengan los manifestantes.

Forn ha considerado que se pueden aceptar concentraciones limitadas en el tiempo pero "de ninguna forma que la plaza de Catalunya se convierta en un 'campi qui pugui' (sálvese quién pueda)", en alusión a lo que sucedió el año pasado.

Por su parte, el conseller de Interior, Felip Puig, ha subrayado, en declaraciones a TV3, que "la ocupación del espacio público sólo será objeto de intervención de la policía si hay riesgo para la seguridad ciudadana o alteración del orden público".

Tras recordar que es competencia del ayuntamiento la regulación del civismo y el control de la plaza, Puig ha recalcado que sólo actuará con las fuerzas de seguridad si "el alcalde pide el apoyo de la policía porque se producen altercados".

"Todo el mundo debe poder ejercer el derecho de reunión, la única limitación es si aparecen problemas de orden público", ha agregado el conseller.

El movimiento de indignados 15M tiene la intención de volver a acampar en la plaza de Catalunya el próximo 12 de mayo y permanecer en ella durante tres días para conmemorar el primer aniversario del movimiento reivindicativo.

Tras las declaraciones del pasado 25 de abril del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, en las que advertía que las acampadas son "actos ilegales", Puig se ha mostrado hoy menos contundente: "El ministro tiene su criterio, pero por parte del Govern la posición es de respeto al derecho de manifestación, pero también al de poder gozar del espacio público".

Mostrar comentarios