Miércoles, 21.08.2019 - 05:50 h
Declaración ante el juez de la caja b del PP

Bárcenas dice que no sospechó del chófer y que los papeles de 'Kitchen' son suyos

Explica que le pudieron sustraer documentación secreta del PP en tres escenarios; uno de ellos tras un vis a vis en prisión con su mujer.

Luis Bárcenas
Luis Bárcenas y su mujer Rosalía Iglesias han declarado en sede judicial/EP

El extesorero del PP Luis Bárcenas ha reconocido en la Audiencia Nacional que todos los documentos que le robó su chófer Sergio Ríos Esgueva y que comprometen a la formación popular son suyos. No obstante, ha asegurado que nunca sospechó de que el conductor estuviera detrás de este encargo que salió del Ministerio del Interior, según han informado fuentes presentes en el interrogatorio.

En su declaración ante el juez que investiga la caja 'b' del PP, José de la Marta, Bárcenas ha barajado tres escenarios en los que él considera que le podrían haber sustraído todo este material: durante un vis a vis en la prisión de Soto del Real con su mujer Rosalía Iglesias, cuando llevó parte de este material a su entonces letrado Javier Gómez de Liaño para preparar una declaración judicial, y durante el traslado de papeles desde su despacho (Sala de Andalucía) a un taller de su esposa. En estos tres casos los traslados del material los llevó a cabo el 'topo' de la Policía.

El instructor de la causa también conocida como 'papeles de Bárcenas' le llamó a declarar como investigado junto a su mujer Rosalía Iglesias para que aclarase el presunto robo de todos estos documentos encargado al chófer familiar por orden, presuntamente, del comisario jubilado José Manuel Villarejo. Por ese motivo estos hechos, que se enmarcan dentro de la bautizada como operación 'Kitchen' y que tuvieron lugar en el año 2013, se investigan también en una pieza separada del caso 'Tándem'. 

Respecto al contenido de estas anotaciones, Bárcenas ha explicado que toda la documentación sobre la presunta financiación irregular del PP nacional la entregó en su día a este instructor por vía de su entonces abogado. De hecho, ha restado importancia al contenido de los 27 documentos sustraídos hasta el punto de que entre los mismos hay una factura del gas. No obstante, las fuentes consultadas han asegurado que el contenido de todo este material hace referencia a pagos efectuados a Génova por, entre otros, el empresario Juan Miguel Villar Mir. 

Campaña ilegal de Cospedal en Castilla-La Mancha

Se trata de una 'donación' de 300.000 euros que el expresidente de OHL (investigado en los casos Púnica y Lezo por estos hechos) efectuó al Partido Popular. Entre todo ese material traspapelado también aparecen anotaciones manuscritas que vendrían a reflejar pagos de 200.000 euros de Sacyr para financiar de forma irregular la campaña de María Dolores de Cospedal a las elecciones autonómicas de Castilla-La Mancha en 2007 a cambio de adjudicarse un contrato de basuras. Estos hechos se investigaron en un juzgado de Toledo y fueron finalmente archivados.

Bárcenas, que al final del interrogatorio ha bromeado con el hecho de que le gustaría que los discos duros destruidos por el PP fueran incorporados a esta causa, también se ha referido a las declaraciones que efectuó a comienzos de año David Marjaliza ante el instructor de Púnica al que reconoció que efectuó pagos en metálico en 'B' en Génova a cambio de las adjudicaciones otorgadas. Sobre este punto Bárcenas ha asegurado que no le extraña esta versión así como tampoco que el constructor confeso se reuniera con Álvaro Lapuerta dado que para que se produjera ese encuentro medió el concejal popular José Fernández Bonet, entonces íntimo amigo del extesorero popular, ya fallecido.

Esta es la primera vez que el exsenador se pronuncia sobre el asunto del robo de documental en sede judicial puesto que estaba citado como testigo en el caso Tándem pero el instructor decidió esperar a que declarara en este procedimiento para volver a llamarle. A diferencia de Rosalía Iglesias, Bárcenas ya figuraba como imputado en esta causa por lo que esta citación no supone una doble imputación y así se lo ha hecho saber el juez antes de comenzar el interrogatorio. En lo que respecta a su esposa, el magistrado le ha citado como imputada para garantizar sus derechos (puesto que si viniera como testigo estaría obligada por Ley a decir la verdad y contestar a todas las preguntas de las partes).

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios