Domingo, 22.09.2019 - 20:03 h
Tras el fracaso en las dos votaciones 

Batet acude a Zarzuela a comunicar al Rey la investidura fallida de Pedro Sánchez

La presidenta del Congreso ha cumplido el trámite de informar al jefe de Estado y ahora está por ver si el Rey convoca una nueva ronda de consultas. 

Meritxell Batet y Felipe VI
Batet acude a Zarzuela a comunicar al Rey la investidura fallida de Pedro Sánchez. / E.P. 

La presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, ha acudido este viernes al Palacio de la Zarzuela para comunicar al Rey el resultado de la votación de investidura de Pedro Sánchez, que se saldó con un fracaso en las dos vueltas.

El martes, en la primera votación de investidura, Sánchez no logró la mayoría absoluta que necesitaba para ser investido en primera vuelta, y este jueves tampoco consiguió la confianza recabando más votos a favor que en contra. Sánchez recibió, en concreto,124 votos a favor, 155 en contra y 67 abstenciones.

Batet ha cumplido el trámite de informar al jefe de Estado y ahora está por ver si el Rey convoca una nueva ronda de consultas, y en qué plazo, para volver a encargar la formación de gobierno a un candidato.

Sánchez ya es el único candidato a la investidura que ha fracasado en dos ocasiones. El líder del PSOE no ha conseguido los apoyos necesarios para convertirse en Presidente del Gobierno tras la segunda y decisiva votación de este jueves en el Congreso de los Diputados. Queda rechazada así su investidura, que decae, y ahora el Rey deberá abrir una nueva ronda de consultas (la Constitución habla de "sucesivas propuestas", artículo 99.4) para intentar acabar con el bloqueo político antes de que se cumpla la fecha límite: el 23 de septiembre. Si ese día no hay acuerdo las Cortes se disolverán y se convocarán automáticamente elecciones.

Las negociaciones entre PSOE y Unidas Podemos dejan heridas abiertas y una relación en la UVI, más si cabe tras un debate 'a cara de perro' entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. Ambos partidos han demostrado que a día de hoy, más de cuatro años después de la irrupción de la formación morada, les separan grandes diferencias. Las dos formaciones de izquierdas han dejado con esta investidura fallida pasar una oportunidad histórica para conformar el primer Gobierno de coalición y de paso abordar medidas incluidas en el programa electoral de ambos partidos: seguir subiendo el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), la reforma del sistema de pensiones, cambios en política fiscal o hacer frente a la emergencia climática, entre otras.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios